Ser mujer en la India

Autora: Carmen Rodríguez Baleato. Estudiante de Relaciones Internacionales y Periodismo.

RESUMEN

En la India, la igualdad está recogida en la Constitución y amparada por un amplio marco legal. Sin embargo, la realidad de la mujer en el país dista mucho de la igualdad efectiva. La tradición, empapada de rasgos propios del hinduismo y la cultura hindú, propicia que la sociedad india siga percibiendo a la mujer como un bien económico y acepte prácticas como la dote, el matrimonio concertado o los abortos selectivos. bla bla

ABSTRACT

In India, equality is enshrined in the Constitution and protected by a broad legal framework. However, the reality of women in the country is far from effective equality. Tradition, steeped in features of Hinduism and Hindu culture, encourages Indian society to continue to perceive women as an economic good and accept practices such as dowry, arranged marriage or selective abortions.

La República de la India es el séptimo país más grande del mundo con más de mil millones de habitantes según las estimaciones de Naciones Unidas de los que un 52% son hombres frente a un 48% de mujeres. El factor religioso es de especial trascendencia en el país asiático donde el hinduismo, es profesado por un 80% de la población. Este hecho influye decisivamente en la estructura social del país y es de gran importancia en asuntos como la igualdad de hombres y mujeres.

En la India, la igualdad de género está reconocida legalmente. La Constitución, que entró en vigor en 1950, reconoce la no discriminación de género en sus artículos 14, 15, y 16. En concreto el artículo 15 (3) permite al Estado tomar medidas especiales para garantizar la igualdad para mujeres y niñas. El artículo 39 insiste en la creación de políticas gubernamentales que aseguren los mismos derechos a hombres y mujeres, incluidos un salario igualitario. Es decir, en teoría la Constitución asegura que hombres y mujeres tienen los mismos derechos y existen leyes en el país leyes que combaten el matrimonio infantil, la violencia de género o prácticas como la dote. Sin embargo, todos estos problemas siguen vigentes en la vida de millones de mujeres. La mujer es percibida como un bien económico y queda sometida a las decisiones de su padre y su marido.  

Con todo, en las últimas décadas se han producido avances a este respecto y el gobierno indio ha promulgado varias legislaciones específicas entre las que destacan: la Ley de Prohibición del Matrimonio Infantil de 2001, la Ley de Protección a la Mujer por Violencia Doméstica de 2005, una enmienda de 1984 a la Ley de Prohibición de Dote de 1961, la Ley de Técnicas de Diagnóstico de Preconcepción y Prenatales 2003, la Ley de Tráfico Inmoral de 1956, enmendada y renombrada en 1986.

En el ámbito de la política, y pese a que el sufragio femenino está recogido en la Constitución india desde su promulgación, las mujeres ocupan tan sólo en torno al 10% de los escaños parlamentarios. De los 374 escaños del gobernante BJP, tan sólo 45 son mujeres; mientras que el opositor Partido del Congreso tiene a 47 mujeres de entre sus 344 escaños. Sólo All India Trinamool Congress (AITC) tiene más de 10%, sobre un total de 42.

En ese sentido, la Ley de Cuotas para la Mujer, concebida hace 23 años, lleva dos décadas siendo un borrador. Dicha ley defiende revisar la Constitución para reservar del 33% de los escaños nacionales y regionales para las mujeres. Así mismo, pide que los partidos tengan esa proporción de candidatas para dar protagonismo a la mujer en la vida pública.

La desigualdad entre el hombre y la mujer es un problema estructural de la sociedad a nivel mundial. Es por ello, que las líneas de actuación en el seno de la comunidad internacional se orientan a la consecución de la igualdad y la no discriminación por razón del sexo. En el caso particular de la India, la inferioridad de la mujer parece guardar una estrecha relación con la tradición religiosa y cultural del país. Esta situación de vulnerabilidad se hace patente desde antes de nacer. Las niñas son una carga económica para sus familias por prácticas como la dote y, es por ello, que muchas mujeres abortan cuando saben que van a tener una hija.

Se calcula que en la India “faltan” 63 millones de mujeres que nunca llegaron a nacer. Aunque ni el aborto ni la determinación del sexo son delitos en el India, la Ley de Técnicas y Diagnósticos Prenatales sí penaliza los exámenes del sexo de los fetos mediante sonografías y otras técnicas, así como el aborto selectivo con la finalidad de evitar que estas mujeres sean asesinadas antes de nacer. Sin embargo, son muchas las familias que acceden a esta información mediante sobornos.

Mujeres en Jama Masjid, India. Photo by Riccardo Maria Mantero on Foter.com / CC BY-NC-ND

La proporción natural de sexos, sin alteración humana, es de 1.050 hombres por cada 1.000 mujeres. En 1970, India casi cumplía ese ratio de relación entre sexos, pero el dato se ha ido incrementando considerablemente desde 2014 pese a las medidas adoptadas. Un fenómeno parecido, e incluso más acentuado, se ha producido en el mismo periodo en China.

Esta prevalencia de niños sobre niñas está tradicionalmente asociada con la precariedad económica de india rural, en la que vive más de 65% de la población del país. Sin embargo, varios estudios apuntan a que el incremento de la riqueza no es un factor determinante en la preferencia de niños respecto a niñas. Es más, en algunas áreas acomodadas de la capital, Nueva Delhi, la tendencia, lejos de revertirse, ha empeorado. Es decir, el origen de esta desigualdad va más allá del tema económico y encuentra su causa principal en factores sociales y culturales.

En la India, se entrelazan el fundamentalismo religioso y la tradición con la discriminación derivada del sistema de castas, la pobreza y un bajo índice de alfabetización. A esto se suma la creencia popular de que la mujer es valorada y respetada mientras esté al lado de su marido. Las viudas, por ejemplo, forman un grupo social marginado y pobre, excluido de manera física, emocional, cultural y religiosa. Como consecuencia, el feminicidio encuentra sus formas más frecuentes de expresión en la selección prenatal o el feticidio, el infanticidio, el asesinato por dote y el homicidio ‘por honor’ que es motivado por una deshonra a la familia. Como ejemplo se encuentran las mujeres dalit, de la casta de los ‘intocables’, quienes son un colectivo especialmente vulnerable pues sufren lo que se conoce como la ‘triple discriminación‘: de casta, de clase y de género. Estas mujeres son sistemáticamente marginadas y se les impide el acceso a la salud, la educación, la vivienda, el derecho a tierra, la asistencia al templo y la libertad deambulatoria. De los 100 millones de mujeres dalit que viven en la india, menos del 10% están alfabetizadas, lo que genera una situación de exclusión social que las hace fuertemente dependientes de sus maridos.

En otro orden de cosas, las mujeres trabajadoras de la India contribuyen de manera fundamental al desarrollo económico de su país. En cambio, gran parte de su trabajo es “invisible” ante el sistema ya que no se documenta ni se contabiliza en las estadísticas oficiales. Se estima que el 95% de las mujeres indias trabaja en el sector informal de la economía y su trabajo es inseguro, irregular, invisible y normalmente no está reconocido. A pesar de la inserción laboral de la mujer en el ámbito laboral y en el sector agrícola en particular, ésta no goza de ningún tipo de independencia económica ya que debe entregar a su marido el salario obtenido por su trabajo. En todos los aspectos, incluida la educación, se prioriza a los niños frente a las niñas. Dado que la niña por tradición será mantenida por otro hombre, su formación resulta innecesaria y queda relegada a las tareas del hogar.

Por último, el alto riesgo de violencia sexual y de esclavitud laboral hacen que India sea el país más peligroso del mundo para la mujer por encima de naciones en guerra como Afganistán o Siria, segunda y tercera respectivamente, seguidas de Somalia y Arabia Saudí.

Con todo, se evidencia que las medidas legales adoptadas en la India para garantizar la igualdad deben estar apoyadas por la población pues, mientras en su imaginario social se sigan aceptando dichas prácticas, la ley continuará sin ser efectiva.

Puedes escuchar el podcast de este artículo en nuestro perfil de Spotify y en Ivoox.

24 de febrero de 2021

ISSN 2340 – 2480

Palabras clave: igualdad de género, derechos, India, constitución, feminicidio, castas.

Key words: gender equality, human rights, India, constitution, feminicide, Indian caste.

BIBLIOGRAFÍA

– Fundación Rafael Nadal (2018). Fundación Rafael Nada. Recuperado de:

https://www.fundacionrafanadal.org/blog/index.php/ser-mujer-en-la-india/

– Sofía Lobos (2019). Vatican News. Recuperado de:

https://www.vaticannews.va/es/mundo/news/2019-04/mujer-desigualdad-de-genero-en-la-india.html

– Fundación Vicente Ferrer (2020). Retos en la India rural. Recuperado de:

https://fundacionvicenteferrer.org/es/la-fundacion

– UN WOMEN. Recuperado de:

https://asiapacific.unwomen.org/en/countries/india

– ODS 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. ONU Mujeres. Recuperado de:

https://www.unwomen.org/es/news/in-focus/women-and-the-sdgs/sdg-5-gender-equality

– Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ONU. Recuperado de:

https://unstats.un.org/sdgs/report/2020/The-Sustainable-Development-Goals-Report-2020_Spanish.pdf

– Belinda Goldsmith and Meka Beresford (2018). India most dangerous country for women with sexual violence rife – global poll. Thomson Reuters Foundation. Recuperado de:

https://news.trust.org/item/20180612134519-cxz54/

– Ficha técnica de India. Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Recuperado de:

http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/INDIA_FICHA%20PAIS.pdf

– India. Amnistía Internacional. Recuperado de:

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/paises/pais/show/india/

– Ángel Martínez (2018). A India le faltan más de 63 millones de mujeres. El País. Recuperado de:

https://elpais.com/internacional/2018/01/30/actualidad/1517326148_900518.html

– Fechas clave en la historia para conseguir el voto femenino. National Geographic. Recuperado de:

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/fechas-clave-historia-para-conseguir-voto-femenino_12300/6

– Conferencia.Deepa Narayan (2019). Siete creencias que silencian a las mujeres y cómo desaprenderla.TED Talks. Recuperado de:

https://www.ted.com/talks/deepa_narayan_7_beliefs_that_can_silence_women_and_how_to_unlearn_them?language=es

– Documental. Una revolución en toda regla (2018). Netflix.

Ser mujer en la India by Carmen Rodríguez Baleato is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email