ORGANIZACIÓN PARA EL FOMENTO DE LOS ESTUDIOS INTERNACIONALES

Ataques cibernéticos: la silenciosa guerra que Rusia libra contra Europa

Alonso Rodríguez Klecker. Relaciones Internacionales y Economía

Guerra informática y digital a través de plataformas internacionales. Fuente: Pexels.com

RESUMEN

Tal como observamos en el contexto de la actual invasión de Ucrania, el empleo de armas tan poderosas como las fake news o los ataques cibernéticos han constituido uno de los principales instrumentos de la política exterior de Rusia en su incansable cruzada por la desestabilización de Europa.

ABSTRACT

As we see in the context of the current invasion of Ukraine, the use of such powerful weapons as fake news or cyber-attacks have been one of the main instruments of Russia’s foreign policy in its tireless quest to destabilize Europe.

Pero ¿Somos conscientes de hasta qué punto nos ha condicionado la presunta ciber-injerencia rusa? ¿Cuándo se desencadenó este fenómeno? ¿Cómo se producen estos ataques? ¿En qué sucesos de carácter social y político ha estado presente? ¿Están Europa y Occidente preparados para hacer frente a esta situación? Estos son algunos de los interrogantes a los que trataremos de buscar respuesta en el siguiente artículo.

Los sucesos acontecidos en la guerra ruso-ucraniana se pueden enmarcar en el contexto de las guerras de cuarta generación y los conflictos híbridos. Las batallas son libradas en todos los frentes, desde bombardeos, hasta campañas de desinformación que tratan de victimizar al invasor ruso y criminalizar el gobierno legítimo de Volodymir Zelensky. Pero la guerra informática y digital ya fue declarada por Rusia no sólo a Ucrania, sino a Europa y Occidente hace años.

El suceso que hizo saltar las alarmas con respecto a esta nueva realidad fue el ciberataque que se produjo en el año 2007 en Estonia. Tras el desplazamiento de una estatua de bronce a las afueras de Tallin, la población rusa de Estonia, molesta por el traslado, salió a las calles a manifestarse; paralelamente, comenzaron a producirse ataques cibernéticos masivos contra bancos, medios de comunicación e instituciones gubernamentales estonios. Y lo que debería haber supuesto una mera incidencia interna se convirtió en uno de los mayores ataques cibernéticos a escala nacional de los que se tiene registro.

Los robots informáticos o bots reenviaban abundantes cantidades de información basura con el objetivo de saturar los servidores estonios, lo que sumió a la población en una situación de parálisis en la que no se tenía acceso a servicios bancarios, medios de comunicación u otros servicios electrónicos. Aunque todavía Rusia no ha admitido la autoría de dichos ataques, sí que se ha podido demostrar que estos bots operaban desde direcciones IP rusas y sus instrucciones de funcionamiento estaban también en ruso. (McGuinness, 2017)

Este método de ataque informático y el uso de bots como herramienta de difusión de fake news han estado presentes en algunos de los acontecimientos más relevantes que se han producido en Europa en los últimos años. Han sido empleados por Rusia para ensalzar y potenciar regímenes o movimientos políticos de carácter desintegrador y separatista, cuyas pretensiones consideraban más alineadas con los intereses rusos.

El rastro de la ciber-injerencia rusa se extiende desde la guerra de Georgia en 2008, en la que el presidente Mijaíl Saakashvili denunció el bloqueo de páginas gubernamentales georgianas por parte de Rusia; hasta los sucesos del 10 de octubre en Cataluña. Pasando por otros acontecimientos como las elecciones presidenciales de Ucrania de 2014, las elecciones de EE. UU. en 2016, o el BREXIT; aunque el impacto de la injerencia rusa en este último en favor del Vote Leave está aún por determinar.

Aunque resulta complejo establecer una relación causal directa, en todos estos procesos, si la participación rusa no fue determinante, al menos, sí que fue muy influyente. La sombra rusa se extiende, por ejemplo, al ensalzamiento de la candidatura del expresidente Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016. Uno de los informes clasificados que fueron revelados por las principales agencias de inteligencia norteamericana en enero de 2017, evidenció que Vladimir Putin había ordenado una campaña de influencia con el objetivo de potenciar la candidatura de Donald Trump frente a la de su rival Hillary Clinton pues consideraban que estaría más alineado con las pretensiones rusas. (BBC, 2017)

En el caso catalán, Rusia se alineó con la corriente independentista, según nos indican los informes elaborados por Alto Data Analytics. En.los días previos al 10-O el 85% de los usuarios que difundían información sobre Cataluña eran bots y el 60% de los mismos sólo distribuían información de los medios estatales rusos RT y Sputnik. (Romero, 2018)

Las armas cibernéticas y de desinformación, aunque silenciosas, tienen un profundo impacto en la sociedad y en la geopolítica. Tal como apuntó el Alto Representante de la Unión Europea en su discurso del pasado 8 de marzo de 2022 ante el Parlamento Europeo, este nuevo método de guerra no sólo bombardea las infraestructuras de la gente, “también bombardea sus mentes, sus espíritus”. (Borrell, 2022)

Y es que, la batalla desinformativa damnifica y destruye activos más difíciles de reconstruir que un colegio o una base militar. Deteriora conceptos como la confianza de la ciudadanía en sus instituciones, en los medios de difusión de la información, y, en definitiva, en el propio sistema democrático liberal.

El método de defensa ruso contra lo que ellos consideran “desinformación” extranjera es taxativo: el bloqueo sistemático y los cortes de internet con el fin de evitar que dicha información alcance a su población. Pero es un método costoso y que según datos del business Insider costó a Rusia más de 780 millones de euros en el primer trimestre de 2022. (Lalljee, 2022)

La reacción de Occidente ante esta cruzada informativa parte del refuerzo de sus agencias de inteligencia y se proyecta hasta bloqueo de los medios rusos RT y Sputnik. Pero se trata de una guerra asimétrica en la que los gobiernos occidentales no deben; y en caso de hacerlo lo harían con bastante menos efectividad que el gobierno autoritario ruso, bloquear los flujos de información e internet.

La respuesta que tanto Europa como Occidente deben dar a esta situación debe ir más allá de combatir el fuego con fuego; se debe buscar una forma más efectiva de hacer frente a esta nueva realidad ciber-belicista que parece haber llegado para quedarse.

4 Enero 2023

ISSN 2340 – 2482

BIBLIOGRAFÍA

BBC. (7 de enero de 2017). Qué dice el informe de inteligencia desclasificado que culpa a Rusia y a Putin de ordenar ciberataques para influir en las elecciones de Estados Unidos. Obtenido de BBC: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38545605

Borrell, J. (8 de marzo de 2022). Desinformación: Discurso del Alto Representante/Vicepresidente Josep Borrell en el debate del Parlamento Europeo. Obtenido de European Union External Action: https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage/112439/desinformaci%C3%B3n-discurso-del-alto-representantevicepresidente-josep-borrell-en-el-debate-del_lt

Bruna, R. L. (mayo de 2020). El planeamiento estratégico del ciberataque de Rusia a Estonia: aproximaciones desde teoría de juegos. Obtenido de Universidad Argentina de la Empresa (UADE): http://world_business.espe.edu.ec/wp-content/uploads/2020/03/22.1-El-planeamiento-estrat%C3%A9gico-del-ciberataque-de-Rusia-a-Estonia.-Aproximaciones-desde-teor%C3%ADa-de-juegos.pdf

El confidencial. (13 de noviembre de 2017). Así opera la maquinaria de injerencia rusa en la crisis catalana, según el instituto Elcano. Obtenido de elconfidencial.com: https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2017-11-13/independencia-cataluna-rusia-injerencia-propaganda_1476858/

Europapress. (2 de marzo de 2022). La UE suspende las emisiones de Sputnik y RT en Europa alegando que son «instrumentos de desinformación». Obtenido de Europapress.es: https://www.europapress.es/internacional/noticia-ue-suspende-emisiones-sputnik-rt-europa-alegando-son-instrumentos-desinformacion-20220302131242.html

Fernández, R. (30 de mayo de 2009). Estonia, primera víctima de los ‘hackers’. Obtenido de El País: https://elpais.com/diario/2009/05/30/internacional/1243634402_850215.html

La UE suspende las emisiones de Sputnik y RT en Europa alegando que son «instrumentos de desinformación». (2 de marzo de 2022). Obtenido de Europapress.es: https://www.europapress.es/internacional/noticia-ue-suspende-emisiones-sputnik-rt-europa-alegando-son-instrumentos-desinformacion-20220302131242.html

Markoff, J. (14 de agosto de 2008). Georgia sufre la guerra cibernética. Obtenido de El País: https://elpais.com/diario/2008/08/14/internacional/1218664803_850215.html

McGuinness, D. (6 de mayo de 2017). Cómo uno de los primeros ciberataques de origen ruso de la historia transformó a un país. Obtenido de BBC: https://www.bbc.com/mundo/noticias-39800133

Milosevic-Juaristi, M. (13 de noviembre de 2017). Así opera la maquinaria de injerencia rusa en la crisis catalana, según el Real Instituto Elcano. Obtenido de El confidencial (en base a informe Real Instituto Elcano): https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2017-11-13/independencia-cataluna-rusia-injerencia-propaganda_1476858/

Ramirez, K. A. (2020). Elecciones bajo fuego: los ciberataques de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU 2016 y Ucrania 2014. Obtenido de pontificia universidad javeriana: https://repository.javeriana.edu.co/bitstream/handle/10554/51964/Tesis%20KEVIN%20RAMIREZ%20NIETO.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Romero, A. (29 de marzo de 2018). Detectamos anomalías al analizar la opinión pública en Cataluña/ entrevistado por Amanda Mars. Obtenido de El País: https://elpais.com/internacional/2018/03/23/estados_unidos/1521842665_404808.html

Ataques cibernéticos: la silenciosa guerra que Rusia libra contra Europa de Alonso Rodríguez Klecker está bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

COMPARTE ESTE POST