¿El relámpago que precede al trueno? Serbia y la integración europea

Antonio Manuel Torres García. Estudiante de Relaciones Internacionales.

El Presidente serbio Aleksandar Vučić

RESUMEN

Serbia es desde hace casi una década país candidato a la membresía en la Unión Europea, pero a pesar de haber avanzado en un arduo proceso de integración (de forma efusiva en ocasiones), parece ser que hay diversas cuestiones que funcionan como un freno a la continuación del proceso. Bien por rencores pasados, tensiones con territorios o influencias externas, parece ser que Serbia se sitúa hoy más lejos de la Unión que nunca. 

ABSTRACT

Serbia has been a candidate country for membership in the European Union for almost a decade, but despite having advanced in an arduous process of integration (in an effusive manner at times), it seems that there are various issues that work as a brake on the continuation of the process. Whether due to past grudges, tensions with territories or external influences, it seems that Serbia is today further away from the Union than ever.

Son muchas las cuestiones que aparecen en el imaginario popular cuando se piensa en Serbia, y cuando se le añade una connotación política, la Unión Europea (UE) estará probablemente dentro de los principales asuntos. Bien por su historia, bien por sus relaciones con Kosovo, Serbia integrándose en la Unión Europea es una realidad cada vez más ficticia; y, no quepa duda, la guerra en Ucrania no facilita los procesos.

El proceso de integración europea en Serbia se remonta a su reconocimiento como candidato potencial en la cumbre del Consejo Europeo en Tesalónica en 2003, dando paso a que en 2008 se establecieran las cuestiones prioritarias para su aplicación a la membresía europea, que sería realizada en 2009. La solicitud cristalizó en la concesión del Consejo Europeo del estatuto de “país candidato” en 2012. La UE y sus Estados miembros también firmaron con Serbia, en 2013, un Acuerdo de Estabilización y Asociación cuyos principales objetivos pasaban por la consolidación de la democracia y el Estado de Derecho y contribuir a la estabilidad política, económica e institucional de Serbia. Las negociaciones de adhesión, con todo, se iniciaron en 2014, tras el establecimiento de un marco de negociaciones próspero para la primera conferencia intergubernamental. Actualmente, de los treinta y cinco capítulos del acquis communautaire que forman las bases de las negociaciones de acceso, Serbia ha abierto dieciocho y ha cerrado, provisionalmente, dos. Cabe también mencionar que Serbia (al igual que su vecino Montenegro) ha aceptado la metodología de ampliación revisada para las negociaciones de adhesión, la cual reviste el proceso de adhesión de un mayor énfasis en las reformas fundamentales (Estado de Derecho, reforma de administración pública, etc.), de una dirección política más firme y de un mayor dinamismo y previsibilidad.

Con una fecha aproximada de adhesión en 2025, parte de la población serbia posee una serie de razones que frenan los procesos de adhesión y que hacen dudar sobre la fiabilidad de un futuro en la UE.  Una razón anclada en las mentes serbias se encuentra el bombardeo de la OTAN sobre Belgrado y otras ciudades. En medio de la Guerra de Kosovo, en la que se enfrentaban la República de Yugoslavia (que contenía a las actuales Serbia y Montenegro) y el Ejército de Liberación de Kosovo, la OTAN apoyó aéreamente a las fuerzas rebeldes albanokosovares y bombardeó (sin la autorización del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas) diversos puntos de la actual Serbia. Dicho acto supone para la amplia mayoría de la sociedad serbia un generador de reticencias, dado que se reconoce la relación entre la UE y la OTAN como inexcusable.

Con todo, los escollos que encuentra el proceso de adhesión de Serbia a la UE no recaen solo en el plano de la mella histórica, sino que también se encuentran en actuales disputas internacionales. Kosovo, la otrora Provincia Autónoma Socialista de Kosovo, posee una trayectoria de autonomía y conflictos étnicos larga, y tras su declaración unilateral de independencia en 2008 ha generado tensiones suficientes como para suponer un asunto esencial en la integración europea de Serbia. Esto se debe a que Kosovo, ahora reconocido por parte de la comunidad internacional como estado soberano (aunque Serbia lo reconozca como la Provincia Autónoma de Kosovo y Metohija) ha sido bien recibido en la Unión Europea: exceptuando a España, Eslovaquia, Rumanía, Chipre y Grecia, todos los Estados miembro han reconocido su independencia. En esta línea, la normalización de las relaciones con Kosovo por parte de Serbia es algo indispensable; y como tal, un polvorín de opiniones disperso en Serbia dificulta el alcance de una solución clara.

En la misma línea, Serbia se desmarca de la EU, además, en acción exterior. Ya se constató cuando en 2014 Rusia invadió la península de Crimea y Serbia, al contrario que la UE, se abstuvo de aplicar sanciones contra Rusia. Esta línea independiente en acción exterior se ha constatado más aún en relación con el conflicto en Ucrania, dado que el gobierno serbio se ha negado a aplicar sanciones contra Rusia, reflejando que las cuestiones que atañen a Rusia trascienden las diferencias políticas entre los partidos hegemónicos, ya que tanto el Partido Progresista como el Partido Socialista actúan con la misma cautela. Con todo, si bien el Presidente de la República Aleksandar Vucic se ha desmarcado de las sanciones, no es un desmarcaje que se extienda a otros foros, como demuestra el voto favorable por parte de Serbia en la aprobación de la Resolución ES-11/1 en la Asamblea General de la ONU, plasmando esta un llamamiento al fin de las hostilidades en Ucrania. A pesar de haber declarado el respeto a la soberanía ucraniana y considerarla una república amiga (Ucrania no reconoce a Kosovo), parece ser que las relaciones con Rusia son prioritarias.

Con todo lo anterior en cuenta, no sorprende que las recientes encuestas sobre el sí a la UE hayan señalado por vez primera una mayoría de serbios en contra de la membresía europea. Según Nemanja Todorović Štiplija para Euronews, politólogo y jefe del Portal Balcanes Europeos, la encuesta trataría de situar la reacción de la población si se sumaran (alineándose con la UE) a las sanciones internacionales contra Rusia, midiendo así el amor serbio a Europa con el odio hacia Rusia. Lo cierto es que ya sea por una mayor afinidad cultural o por los intereses que Rusia toca en Serbia (Rusia proporciona gas natural a Serbia a precios muy competitivos), esta se posiciona como un actor imprescindible que es capaz de redirigir o por lo menos influenciar la toma de decisiones en Serbia.

En suma, las pasadas ansias serbias de conseguir la membresía europea están en declive y aparentemente no faltan razones para que se opine lo contrario, poniendo de manifiesto que las inversiones de la UE en Serbia no son las suficientes como para trastocar el listado de prioridades en las autoridades serbias. Con todo, las promesas políticas estas mismas pueden todavía sostener la posibilidad de que Serbia no acabe abandonando el camino europeo. En cualquier caso, los tambores de una posible comunidad geopolítica europea no dejan de sonar, y se abren nuevas oportunidades para que la neutralidad serbia tenga espacio cerca de la UE, algo que Vucic ha asegurado es beneficioso.

29 Junio 2022

ISSN 2340 – 2482

BIBLIOGRAFÍA

European Comission. (2021). Chapters of the acquis / negotiating chapters. European Neighbourhood Policy and Enlargement Negotiations. https://ec.europa.eu/neighbourhood-enlargement/enlargement-policy/glossary/chapters-acquis-negotiating-chapters_en#modal

Consejo Europeo. (2021, 15 diciembre). Serbia. European Council. https://www.consilium.europa.eu/es/policies/enlargement/serbia/

Serbia and the European Union: a view from Brussels. (2008). cairn.info. https://www.cairn.info/revue-l-europe-en-formation-2008-3-page-147.htm

Ampliación: se aplicará una nueva metodología de ampliación para Montenegro y Serbia. (2021, 11 mayo). European Council. https://www.consilium.europa.eu/es/press/press-releases/2021/05/11/enlargement-new-enlargement-methodology-will-be-applied-to-montenegro-and-serbia/

Most Serbians want to solve Kosovo issue – poll. (2020, 1 diciembre). Www.Euractiv.Com. https://www.euractiv.com/section/politics/short_news/most-serbians-want-to-solve-kosovo-issue-poll/

Morina, E. (2022, 14 marzo). Bound to Russia: Serbia’s disruptive neutrality. ECFR. https://ecfr.eu/article/bound-to-russia-serbias-disruptive-neutrality/

Gómez, D., & Gómez, D. (2022, 16 junio). 24 de marzo de 1999: inicia el bombardeo de la OTAN sobre Yugoslavia en la guerra de los Balcanes. El Orden Mundial – EOM. https://elordenmundial.com/hoy-en-la-historia/24-marzo/24-de-marzo-de-1999-inicia-el-bombardeo-de-la-otan-sobre-yugoslavia-en-la-guerra-de-los-balcanes/

Dartford, K. (2022, 22 abril). For first time, a majority of Serbs are against joining the EU – poll. Euronews. https://www.euronews.com/2022/04/22/for-first-time-a-majority-of-serbs-are-against-joining-the-eu-poll

Serbia expected to go with Michel’s European geopolitical community initiative. (2022, 20 mayo). Www.Euractiv.Com. https://www.euractiv.com/section/politics/short_news/serbia-expected-to-go-with-michels-european-geopolitical-community-initiative/

European Comission. (2021b). Serbia Report 2021. https://ec.europa.eu/neighbourhood-enlargement/serbia-report-2021_en

Licencia de Creative Commons
¿El relámpago que precede al trueno? Serbia y la integración europea by Antonio Manuel Torres García is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email