Escuelas y docentes en el punto de mira de los grupos armados en Camerún

Autora: Marta Pérez. Estudiante de Relaciones Internacionales.

RESUMEN

El conflicto actual que se está desarrollando en Camerún está causando miles de muertos, así como el desplazamiento de aproximadamente medio millón de personas. Sin embrago, la peor parte se la están llevando los niños cameruneses ya que se están viendo privados del derecho a la educación, llegando, en algunos casos, a ser asesinados por asistir a la escuela.

ABSTRACT

The current conflict that is unfolding in Cameroon is causing thousands of casualties, as well as the displacement of approximately half a million people. However, the worst part is being borne by Cameroonian children since they are being deprived of the right to education, reaching, in some cases, the point of being murdered for attending school.

Aproximadamente 4 millones de personas necesitan en Camerún asistencia humanitaria según ha declarado la ONU. Desde 2017, los conflictos armados se han concentrado tanto en el norte como en el oeste del país, debido a diversos ataques yihadistas, en una guerra que enfrenta a los grupos separatistas con el Gobierno. Así pues, preocupa principalmente la actual situación de inseguridad que se ha instalado en las escuelas y entre los docentes, ya que estos se encuentran en el punto de mira de dichos grupos.

Generalmente los niños con edades comprendidas entre los 12 y los 16 años están siendo los más afectados ya que son las últimas víctimas de este conflicto. Desde 2016, el actual conflicto que se está viviendo en Camerún ha causado miles de muertos, así como el desplazamiento de aproximadamente medio millón de personas, tanto interno como externo, pues decenas de miles de personas han tenido que refugiarse en Nigeria. Este conflicto comenzó con una serie continuada de huelgas, supuestamente pacíficas, de maestros y abogados, pero acabó convirtiéndose en un conflicto armado de gran destrucción cobrándose propiedades y vidas humanas.

Debido a estos enfrentamientos, las escuelas y colegios se han visto obligadas a cerrar, dejando a unos 800.000 niños sin clase. Diversos grupos separatistas armados en las regiones anglófonas en Camerún han amenazado y secuestrado a miles de escolares en los casi seis años de violencia, obligando así a huir a 230.000 niños de sus respectivos hogares. Uno de los principales problemas de este boicot escolar es que está consiguiendo destruir una generación entera de cameruneses ya que se les está privando totalmente de una educación.

Camerún Escuela Salón De Clases - Foto gratis en Pixabay
Camerún escuela salón de clases. Fotografía recuperada de pxhere.com

Sin embargo, no son sólo los grupos separatistas los responsables de estos ataques. Las fuerzas de seguridad también se encuentran detrás de diversos ataques graves contra civiles. Así pues, han matado a numerosas personas inocentes durante algunas operaciones abusivas de contrainsurgencia. Como resultado, cientos de hogares y aldeas han sido quemadas o destruidas. Por ello, para muchas de estas personas, concretamente 600.000 según Naciones Unidas, la única alternativa que les queda es huir. Entre estas personas se encuentran maestros, pero, sobre todo, niños que tienen que abandonar ellos solos su hogar para poder evitar los ataques a la educación que sus comunidades están sufriendo.

            Por ello, tras su visita a Camerún, el secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados insiste en que este es un problema que concierne a toda la comunidad internacional y pide que rompan su silencio ante una emergencia educativa de tal magnitud. Camerún se está convirtiendo en una de las crisis más olvidadas del mundo. Por ello, hasta que la comunidad internacional no intensifique su compromiso y su apoyo diplomático, estos niños continuarán siendo víctimas de esta violencia. Así pues, el gobierno de Camerún tomó la decisión de desplegar algunas fuerzas de seguridad en las escuelas para tranquilizar así tanto a alumnos como a profesores sobre la seguridad. Sin embargo, estas autoridades no están llevando ante la justicia a los diferentes autores de estos ataques, consiguiendo que estos gocen de una casi absoluta impunidad por sus ataques a la educación.

            Así pues, António Guterres, el Secretario General de las Naciones Unidas, ha condenado exhaustivamente estas agresiones y ha pedido a las autoridades camerunesas que abran una enérgica investigación para poder así garantizar que dichos responsables cumplan con los delitos llevados a cabo. Además, como bien resaltó el Secretario General de las Naciones Unidas, estos ataques son recordatorios de lo mucho que tienen que pagar los civiles por algo tan simple y necesario como la educación, especialmente los niños que están siendo privados de este derecho, siendo también una grave violación a los derechos del niño. Por ello, para poder poner fin a esta situación es necesario que se respete tanto el derecho internacional humanitario como las leyes internacionales de los derechos humanos. Sin embargo, es importante lograr un proceso de diálogo inclusivo que lleve a una resolución de las crisis instaladas en las regiones tanto sudoccidental como noroccidental de Camerún para poder lograr el fin de esta situación.

            Además, es importante resaltar que estos disturbios cada vez más frecuentes están afectando a las inscripciones escolares y al acceso a la educación. Es importante destacar que tal y cómo se establece en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, éstos tienen derecho a la educación. De este modo, la violencia hacia los estudiantes inocentes y las escuelas no pueden ser aceptable bajo ningún motivo y, por ello, pueden llegar a constituir un crimen de lesa humanidad. Más de 1.000 millones de niñas y niños en todo el mundo van cada día a la escuela, en diferentes condiciones, ya sea con las clases impartidas en escuelas y colegios o en tiendas de campaña, pero todos los niños y niñas necesitan y deben poseer la oportunidad de desarrollar todo su potencial y aprender, logrando así formarse como personas. Por esto mismo, la educación es un derecho, porque no debería ser solo un sueño que cada día los niños cameruneses ven más alejado de la realidad.

12 de enero de 2022

ISSN 2340 – 2482

BIBLIOGRAFÍA

-Camerún: revuelta de las regiones anglófonas | Política Exterior. Recuperado de: https://www.politicaexterior.com/camerun-revuelta-de-las-regiones-anglofonas/

-Convención sobre los Derechos del Niño: versión para niños. Recuperado de: https://www.unicef.org/es/convencion-derechos-nino/convencion-version-ninos

-Derecho a la educación | UNICEF España. Recuperado de:

https://www.unicef.es/causas/mundo/educacion

-Diez guerras y conflictos aún activos en 2021. Recuperado de: https://ayudaenaccion.org/ong/blog/ayuda-humanitaria/conflictos-activos-2021/

-La educación, otra víctima del conflicto en Camerún. Recuperado de: https://www.manosunidas.org/noticia/educacion-otra-victima-conflicto-camerun

-La ONU condena enérgicamente el ataque a una escuela en Camerún. Recuperado de: https://news.un.org/es/story/2020/10/1483022

-Lo que necesita saber sobre el derecho a la educación. Recuperado de:  https://es.unesco.org/news/lo-que-necesita-saber-derecho-educacion

Licencia de Creative Commons
Marta Pérez by Escuelas y docentes en el punto de mira de los grupos armados en Camerún is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email