Nasser Bourita: ¿La mano firme de la diplomacia en Marruecos?

Autora: Marta Pérez. Estudiante de Relaciones Internacionales.

RESUMEN

En un mundo cada vez más globalizado y lleno de nuevos y antiguos conflictos, el Reino de Marruecos se enfrenta a ellos bajo la mano de Nasser Bourita, el que es considerado como la mano derecha de Mohammed VI y la mano firme de la diplomacia marroquí debido a las numerosas decisiones y acciones que ha llevado a cabo tanto a nivel internacional como regional.

ABSTRACT

In an increasingly globalized world full of new and old conflicts, the Kingdom of Morocco faces them under the hand of Nasser Bourita, who is considered the right hand of Mohammed VI and the firm hand of Moroccan diplomacy due to the numerous decisions and actions that it has carried out both at the international and regional levels.

El 5 de abril de 2017, Nasser Bourita es nombrado ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional por su Majestad, el Rey Mohammed VI. Posteriormente, el día 9 de octubre de 2019, su Majestad el Rey vuelve a renovarle, esta vez como ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero.

Para poder entender como Bourita ha llegado a ganarse la confianza del Rey Mohammed VI y a convertirse en la mano firme de la diplomacia marroquí es preciso conocerle un poco más. Nasser Bourita nace en Taounate en 1969, es graduado posteriormente en Derecho a través de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Económica y Sociales de Rabat. Bourita continúa formándose y en 1993 obtiene un Certificado de Estudios Superiores en Relaciones Internacionales y, dos años después, un Diploma de Estudios Superiores en Derecho Internacional Público.

Además, ascendió todos los niveles diplomáticos. Tras años en el servicio central en Rabat, trabajó en numerosas Embajadas como la de Marruecos, Viena o Bruselas. Posteriormente, pasa a ocupar varios puestos de responsabilidad en el Ministerio, comenzando por Jefe del Servicio de Órganos Principales de Naciones Unidas, Jefe de la División Naciones Unidas y, después, Director de Naciones Unidas y Organizaciones Internacionales. Pero su carrera no finaliza aquí, posteriormente, el Sr. Bourtita fue Jefe de Gabinete del Ministro de Asuntos Exteriores, Embajador, Director General de Relaciones Multilaterales y Cooperación Global. Hasta, finalmente, convertirse en Ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero. Nasser Bourita es considerado como el máximo responsables de la diplomacia marroquí debido a las numerosas decisiones y acciones que ha llevado a cabo a nivel internacional como, por ejemplo, fraguar el acuerdo sobre el Sáhara Occidental con Donald Trump y advertir a España de las posibles consecuencias tras la acogida de Brahim Gali. Además, Bourita actúa con una resolución implacable y bajo la total y plena confianza del Rey Mohamed VI.

Nasser Bourita. Foto recuperada de Asharq Al-Awsat

Otro hito importante en la carrera de Burita es que fue él quien ordenó que el Gobierno de Marruecos terminase su colaboración con la Embajada de Alemania situada en Rabat, llamando a consultas posteriormente a su embajador en Berlín. Fue entonces cuando Marruecos planteó por primera vez un pulso de grandes dimensiones al país más poderoso de la Unión Europea. Detrás de este pulso, la causa principal fue, una vez más, el Sáhara Occidental.

Sin embargo, Marruecos se encuentra en una situación muy complicada de cara al exterior, teniendo que afrontar la crisis migratoria con España, o, por ejemplo, la ruptura de las relaciones diplomáticas con Argelia. Estos son sólo algunos de los frentes más complicados a los que el Reino de Marruecos tiene que hacer frente bajo la mano derecha de la diplomacia marroquí. Por ello, Nasser Bourita ha adquirido el papel del hombre clave a la hora de gestionar estos asuntos y por lo pronto, seguirá siendo la mano derecha de Mohamed VI.

La confirmación de Bourita como ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Expatriados Marroquíes asegura seguir manteniendo buenas relaciones con países de relevante importancia como Estados Unidos, Israel o España, a pesar de que este último vive un momento de tensión en relación con el temor de la ruptura con Argelia. Así pues, con la confirmación de Nasser Bourita, Mohammed VI apuesta por el futuro de las relaciones exteriores del Reino, especialmente mandándole un mensaje a los críticos que desde dentro del país esperaban un nuevo relevo en la cartera de Exteriores. Sin embargo, esta decisión de mantener a Bourita es toda una declaración de intenciones desde la monarquía que se plantea una transición tranquila y paulatina evitando así romper con todo lo que han ido construyendo anteriormente desde el Partido de la Justicia y el Desarrollo durante la última década.

Por ello, es importante resaltar que, la política exterior de Marruecos se encuentra en un constante proceso de adaptación, respondiendo tanto a la continuidad histórica como al legado pre y post colonial. De hecho, actualmente, se encuentra en una etapa crucial a la que tienen que enfrentar en un contexto mundial cada vez menos previsible y mucho más globalizado, e incluso, en un proceso de transición hacia una posible nueva jerarquización del poder. Así pues, la diplomacia marroquí actual se enfrenta a la cuestión de ocupar un buen puesto tanto geoeconómico como geoestratégico en el sistema internacional actual, manteniéndose en una posición de cierta comodidad, aprovechando las ventanas de oportunidades estratégicas que otros países les pueda proporcionar. Intentando así no verse muy perjudicados para sus intereses por las posturas que puedan adoptar tanto sus rivales como sus socios.

Finalmente, es importante resaltar que, en este proceso de adaptación de la política exterior de Marruecos, son cinco los importantes desafíos tanto del pasado, del presente como del futuro que confluyen entre sí: La incertidumbre de las relaciones con la Unión Europea, la proyección africana, el impasse magrebí, la cuestión del Sáhara occidental, y la nueva dimensión económica de la diplomacia. Así pues, la agenda diplomática marroquí se prevé con bastante carga, encontrándose con un proceso de adaptación un tanto incómodo pero muy necesario en el contexto mundial, continental y regional actual y ante el que se necesita una persona con las características de Nasser Bourita para poder hacer frente de la mejor forma posible.

17 de noviembre de 2021

ISSN 2340 – 2482

BIBLIOGRAFÍA

Biografía del Sr. Nasser Bourita (2021). Recuperado de: https://www.diplomatie.ma/index.php/es/biograf%C3%ADa-del-sr-nasser-bourita

Marruecos – Excmo. Sr. Nasser Bourita, Ministro De Relaciones Exteriores (2021). Recuperado de: https://www.un.org/africarenewal/africaga2017/documents/morocco-he-mr-nasser-bourita-minister-foreign-affairs

EE.UU y Marruecos mantienen una alianza «sólida» (2017). Recuperado de: http://www.embajada-marruecos.es/ee-uu-y-marruecos-mantienen-una-alianza-solida-responsable-estadunidense/

La UE apoya el papel «crucial» de Marruecos en África y en el Mediterráneo (2017). Recuperado de: http://www.embajada-marruecos.es/la-ue-apoya-el-papel-crucial-de-marruecos-en-africa-y-en-el-mediterraneo-copresidenta-de-la-comision-parlamentaria-mixta-marruecos-ue/

El Houdaigui, R. (2018). La política exterior de Marruecos, desafíos y ajustes. Recuperado de: https://www.cidob.org/es/articulos/anuario_internacional_cidob/2017/la_politica_exterior_de_marruecos_desafios_y_ajustes

Licencia de Creative Commons
Nasser Bourita: ¿La mano firme de la diplomacia en Marruecos? by Marta Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email