El auge del nacionalismo con el COVID-19

Autora: Patricia Domínguez Quirós. Estudiante de Relaciones Internacionales y Economía

RESUMEN

El continente europeo no experimentaba un radicalismo político de tales dimensiones desde la caída del fascismo tras la Segunda Guerra Mundial. Existe la opinión de que “Europa aprendió su lección”. Sin embargo, la situación política y social ha derivado a que el sentimiento de identidad adquiera más importancia entre la población. No obstante, también provoca el aumento del etnocentrismo, racismo, antieuropeísmo… La vista está puesta sobre la reacción de la población y la de los gobiernos a las dificultades impuestas por el coronavirus, en una sociedad que ya tenía cierta afinidad al fomento de los intereses propios de su nación.

ABSTRACT

Europe has not lived a moment of such politic radicalism since the World War II. It is said that “Europe learnt the lesson». Nevertheless, the social and political situation has given a new and bigger importance to the identity feeling. But it also delivers an increment of ethnocentrism, racism, anti-Europeism… The key of the situation are the people´s and the government´s reaction to the difficulties created by the coronavirus, in a moment when there was already a big tendency towards the particular nation´s interests.

El nacionalismo es una corriente ideológica de la que hemos heredado un mundo dividido por fronteras e intereses consolidados. Es lo que ya criticaba Diógenes al definirse como “ciudadano del mundo”. Puede ser definido como la existencia de una entidad gestora y administrativa que regula las relaciones de poder, es decir, un Estado; junto con la construcción de significados compartidos entre los miembros de dicha sociedad. Estos ciudadanos, compartirán la noción de identidad, ya que su territorio tiene una misma historia, que resalta valores y que distingue a su colectividad de las otras; esto es la nación. (Stevenhagen, 2000)


Sin embargo, para definirlo debemos tener en cuenta que no es un fenómeno simple y que existen múltiples derivaciones. Por una parte, el nacionalismo liberal contemplado por Renan, Sieyès o Habermas defiende que la nación surge de la voluntad de los individuos que la componen. Esta idea es expuesta por Sieyès cuando explica su objetivo de crear un ´tercer Estado´ compuesto por aquellos que paguen unos impuestos como señal de implicación en esta verdadera nación (Sieyès, 1789). Por otra parte, el nacionalismo conservador liderado por Herder o Fichte defiende una nación formada por unos rasgos hereditarios (una lengua, cultura, territorio, tradiciones…). Hegel entiende el nacionalismo como la división del mundo en quienes comparten esa historia común. (Hegel, 1807)

Desarrollo


La importancia del nacionalismo ha tenido sus etapas de auge y estancamiento. De esta manera, en el periodo de posguerra se defiende que “Supimos de lo que éramos capaces, reconocimos nuestras debilidades y propusimos establecer un modelo donde la razón fuera universal, los derechos de los humanos y las democracias de los individuos. Así, la historia de Europa se puede definir durante ese periodo como un ejercicio de alejamiento ante cualquier clase de nacionalismo en el que su mejor resultado fue la Unión Europea.” (Elías Azar, 2002, p.23).

Popularmente, se opina que en los periodos de crisis moral o económica cuando la población guarda cierto enfado o rechazo, se cultiva el nacionalismo, o como resumen RAMONET y SORIANO (2004, p72) «Los periodos de crisis hacen surgir a monstruos como Hitler o Stalin». Estos autores explican que “…desde el final de la Segunda Guerra Mundial, nunca hubo tantos países gobernados por la ultraderecha. Se tiende a culpar a los más débiles, al extranjero.” RAMONET y SORIANO (2004, p94)

Photo by wuestenigel on Foter

De manera contraria, una de las ideas principales que puede ser extraída de las obras de Rawls (Rawls, J., “A Theory os Justice”, 1999) (Rawls, J. “The Law of People”, 1999) es que las personas que viven en países de menores ingresos se centran en conseguir unos estándares mínimos, pero aquellas en países avanzados luchan por superar los que ya tienen. Antes de la pandemia, el nacionalismo en Europa se hacía palpable en la islamofobia generalizada por culpa del terrorismo, en la lucha contra la llegada de inmigrantes carente de empatía… En general, aparecieron o se reforzaron los partidos de ultraderecha hasta llegar a formar parte de la política europea, que en ocasiones era antieuropeísta.


El “nacionalismo de vacunas” es aquel movimiento que ha surgido en los países de ingresos medios y altos en los que antes de la pandemia ya existía una tendencia hacia el extremismo, pero que ahora se apoya en la incapacidad de conseguir la famosa “inmunidad de rebaño” para hacerse con el monopolio de la demanda de vacunas. El sentimiento europeo se ha visto derrumbado cuando, por ejemplo, los países europeos compitieron unos contra otros por conseguir una mayor cantidad de vacunas.


Harari (Yuval Noah Harari, Ted Talk “Nationalism vs. globalism”, 2016) explica lo anticuada que ha quedado la división política entre izquierdas y derechas, sustituida por nacionalismo o globalismo. Desde su punto de vista, el patriotismo permitió que las personas simpatizasen entre ellas y actuaran de manera conjunta, pero que en la actualidad una política nacional no tiene sentido, ya que no tiene control sobre la situación.


La pandemia ha explicado la teoría de Harari a la perfección, puesto que como explica el autor, en el proceso de conectar al mundo existen quienes se han quedado fuera. Con el COVID-19, la mezcla entre los intereses egoístas del nacionalismo y la marginación que provoca el globalismo, el reparto de vacunas se ha convertido en una puja.

Conclusión


Como conclusión, el auge del nacionalismo en Europa es evidente con tan solo observar los resultados de las elecciones más recientes de gran parte del continente, o los ideales que se mueven entre la población (cómo “America First” en Estados Unidos o “BrExit” en Reino Unido).


Aplicando las teorías explicadas puede entenderse el auge de esta ideología antes de la crisis por el decrecimiento económico vivido, que como ha sido explicado, provoca rechazo hacia lo externo. La explosión del COVID-19 agudizó el sentimiento de confrontación contra Europa al no conseguir una rápida y eficaz gestión. Pero el mencionado “nacionalismo de vacunas” se lleva a cabo frente a países extraeuropeos, ya que como explica Rawls, el nacionalismo no surge en países como los africanos donde los intereses de la población se centran en poder trabajar y comer ese día. No barajan la posibilidad de vacunarse, y es esta falta de movilización por parte de dichos
países la que da vía libre a que los primermundistas continúen su incansable carrera.


Personalmente, en posibles escenarios semejantes futuros, confío en que exista un reparto de ayudas monopolizado por una organización internacional sin ánimo de lucro, como pudo haberse efectuado por parte de la OMS (Organización Mundial de la Salud) durante el coronavirus. En la actualidad, existe un llamamiento a la responsabilidad social por parte del pueblo materializado en proyectos como “Equidad vacunal”, una Declaración firmada por la OMS y la UNDP (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) que con cientos de patrocinadores internacionales, exigen a los gobiernos y empresas esta responsabilización necesaria para comenzar a vacunar en los países de bajos ingresos. A continuación, las palabras del Director General de la OMS, consideradas el núcleo de esta campaña.


“El mundo está al borde de un fracaso moral catastrófico, cuyo precio se pagará con vidas y medios de subsistencia en los países más pobres del mundo.”(ADHANOM GHEBREYESUS, 2021)

6 de octubre de 2021

ISSN 2340 – 2482

BIBLIOGRAFÍA

HEGEL G., Fenomenología del espíritu, (1807). Alemania: Stuttgart

López, A., 2021.Nacionalismo. [online] Blog de Filosofía – Filosóficamente. doi: [Accessed 23 March 2021].Nacionalismo – EcuRed

Ochoa Bilbao, L. y Regalado Mujica, R. (2018). El ideal cosmopolita, el nacionalismo y el derecho a la autodeterminación de los pueblos en el sistema internacional contemporáneo. pp. 25-43. doi: https://doi.org/10.18601/16577558.n28.03

STEVENHAGEN, R. (2002). Conflictos étnicos y Estado nacional. Ciudad de México.

Noah Harari, Y., 2015. TED Talks. [online] Ted.com. doi: Yuval Noah Harari: Nationalism vs. globalism: the new political divide | TED Talk

UNDP. 2021. UNDP – United Nations Development Programme. [online] doi: Llamado a la acción: Declaración sobre la equidad vacunal | PNUD (undp.org)

Adhanom Ghebreyesus, T., 18 de enero de 2021, Declaración sobre la equidad vacunal

Elias Azar, E., 2002. Frases y expresiones latinas. México D.F.. México, p.23.

Youtube.com. 2021. El nacionalismo contra el Covid-19 es contraproducente [online] doi;

Ramonet, I. and Soriano, J., 2004. Guerras del siglo XXI. España: Barcelona.

Joseph Sieyès, E. (1789). What is the Third State?. Francia.

Jose L., Villacañas. (2007). Fichte y los orígenes del nacionalismo alemán moderno. España.

studylib.es. 2021. HEGEL: DIALECTICA Y NACIONALISMO. [online] doi: .

Jarillo Gómez, J., 2005. LA IDEA DE NACIÓN: FICHTE Y HEGEL. S A B E R E S Revista de estudios jurídicos, económicos y sociales, 3.

Mulle, E. D. (2017). “The nationalism of the rich: discourses and strategies of separatist parties in Catalonia, Flanders, Northern Italy and Scotland”.Routledge.

Rawls, J. (1971). A theory of Justice.

Rawls, J. (1997). The development of people.

VisualPolitik (Director). ( 2 dec. 2019). ¿Por qué Trump quiere comprar Groenlandia?

Visualpolitik (Director). (30 oct. 2017). ¿Por qué Transilvania quiere romper con Rumanía?

Williams, C. H. (June 1980). “Ethnic separatism in Western Europe” . In “Ethnic separatism in Western Europe” . Stanfford, UK.

Licencia de Creative Commons
El auge del nacionalismo con el COVID-19 by Patricia Domínguez Quirós is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email