La Unión Europea y Rusia: cooperación o ruptura

Autora: Natalia Ochoa Gómez. Estudiante de Relaciones Internacionales y Economía

RESUMEN

Tras la caída de la URSS, la Unión Europea intentó sentar las bases con la Federación Rusa para un diálogo político y cooperación continua. Sin embargo, tras algunos años de acuerdos y relaciones comerciales, en 2008 Rusia cambió su política exterior y adoptó una posición independiente. Intervino en la crisis de Crimea y Ucrania, y se anexionó Crimea, lo que lesionó aún más la relación.

Actualmente, la desconfianza marca los diálogos. La política exterior de la Federación Rusa se basa en mantener y aumentar su área de influencia, sin dudar en utilizar la fuerza militar para ello. Lidera un discurso antioccidental y de protección de la población rusa allá
donde esté, aunque deba violar la soberanía de los Estados.

La Unión Europea debe plantearse sus prioridades en materia de política exterior y de seguridad, teniendo en cuenta la inseguridad física y política que sufren los países de la frontera oriental colindante con Rusia, e intentando que las interdependencias económicas, energéticas y políticas de ambas partes no afecte la resolución de un nuevo modelo de cooperación con la Federación Rusa.

ABSTRACT

After the fall of the USSR, the European Union tried to lay the foundations for political dialogue and continued cooperation with the Russian Federation. However, after some years of agreements and trade relations, in 2008 Russia changed its foreign policy and adopted an independent position. It intervened in the crisis in Crimea and Ukraine and annexed Crimea, which injured further more the relationship.

Currently, distrust sets the dialogues. Foreign policy of the Russian Federation is based on maintaining and increasing its area of ​​influence, without hesitating to use military force for it. Leads an anti-western speech and protection of the Russian population there where it is, even if it must violate the States sovereignty.

The European Union must consider its priorities in terms of foreign policy and security, taking into account the physical and political insecurity suffered by the countries of the eastern border with Russia, and trying to ensure that economic interdependencies, energy and policies do not affect the resolution of a new model of cooperation with the Russian Federation.

La relación entre la Unión Europea y Rusia ha ido fluctuando a lo largo de los años, dependiendo de los intereses geopolíticos y la situación internacional.

El objetivo de este trabajo es comprobar la hipótesis de que la Unión Europea debe alcanzar un nuevo modelo de cooperación con Rusia. Se expondrá para ello su relación a través del tiempo, haciendo especial énfasis en las actuaciones decisivas y en la situación actual. Además, se analizará la postura actual de la Unión Europea, su política exterior de seguridad y sus puntos débiles.

Se utilizarán diferentes artículos de seguridad internacional y de análisis geopolítico, además de noticias actuales de geopolítica que complementen la información.

RESUMEN DE RUSIA Y LA UNIÓN EUROPEA A LO LARGO DE LOS AÑOS

La década de los 90 estuvo marcada por la caída de la URSS. La Federación Rusa pasó a ser una potencia regional que buscaba su identidad nacional, mientras que la Unión Europea crecía como actor político en el escenario internacional. Así, se desarrollaron sus relaciones con Rusia, marcadas por la cooperación y el recelo. Ayudó a atenuar la precaria situación rusa y favoreció su incorporación en el G-8. A cambio, Rusia ofreció una supuesta “seguridad” en las fronteras que, como se vería más adelante, no haría sino intentar extender su área de influencia.

Entre 1993 y 1997, la Unión Europea y Rusia llegan a varios acuerdos en los que se crearon canales para el diálogo político, se establecieron relaciones comerciales y políticas y se reconoció a Rusia como “socio estratégico”. En 1995 la Unión Europea incorporó a Austria, Finlandia y Suecia. En 2007 Rusia consiguió el control de los oleoductos y gasoductos provenientes de Asia en dirección a Europa.

Photo by Charos Pix on Foter

La situación comenzó a cambiar a partir de 2008, cuando Rusia adoptó una posición independiente, cambió sus prioridades en la política exterior, y suspendió varias negociaciones y aplicaciones de tratados. Ese mismo año estalló el conflicto en Georgia, donde Rusia intervino. Las relaciones con Rusia empeoraron.

En 2013, Rusia aumenta su poder internacional al evitar una intervención armada en Siria y favorecer el acuerdo entre Irán y el Grupo de los Seis. A su vez, se opuso a la firma de Acuerdos de Asociación entre la Unión Europea y Armenia, Georgia, Moldavia y Ucrania.

En 2014, debido a la intervención rusa en Ucrania y a la anexión ilegal de Crimea, la Unión Europea adoptó medidas restrictivas, a las que Rusia respondió con contra-sanciones. Las cumbres UE-Rusia se cancelaron, además de otras negociaciones.

ACONTECIMIENTOS MÁS RECIENTES

Según el Documento de la Estrategia Global para la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, Rusia se convirtió desde 2016 en “el desafío estratégico más importante para la UE”. En este documento, se establecía como condición fundamental, para llevar a
cabo un cambio sustancial en las relaciones, el respeto integral al derecho internacional.

En marzo de 2021 el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE se reunió en Moscú con el ministro de Exteriores ruso por el encarcelamiento del opositor ruso Navalny. El representante ruso expresó explícitamente que “la UE no era un
socio confiable para Rusia”.

Además, según el análisis del Instituto Bruegel, “[…] el plan de descarbonización de la UE, que culminará en 2050, desincentivará las inversiones en hidrocarburos, lo que afectará a la economía rusa. Esta acción podrá unir a Rusia con la UE, ya que podrán colaborar en la diversificación de la economía rusa” (Plaza, 2021)

POSTURA DE LA UNIÓN EUROPEA

La Unión Europea se enfrenta a la necesidad de definir una política exterior conjunta y coherente frente al creciente desafío de Rusia, quien no cesa en su empeño de recuperar sus zonas de influencia y construir un nuevo orden internacional. La UE debe encontrar cómo
compatibilizar las dependencias con Rusia con su lealtad euroatlántica.

Rusia constituye el principal desafío estratégico de la Unión Europea por cuatro razones: su desarrollo interno, su disposición a utilizar cualquier instrumento para bloquear la ampliación de la UE y la OTAN, la existente guerra híbrida contra Occidente y la creciente erosión de los tratados de desarme nuclear y de las medidas de cooperación” (MilosevichJuaristi, 2018). Así, según el analista Dmitri Trenin, Rusia libra una guerra híbrida para prevenir la ampliación de la OTAN y de la UE, siendo la dimensión más significativa la guerra de la información.

El motivo principal de la confrontación es el futuro político y económico de los países en la frontera de ambos. Mientras Rusia considera estos países como su “zona natural de influencia”, la Unión Europea aboga por su integración en las instituciones occidentales.

Así, los países orientales de la Unión consideran que la amenaza rusa debe ser la preocupación de seguridad más urgente de la organización.

Además de las cuestiones territoriales y políticas, existe una gran interdependencia económica entre ambas potencias. Aquí se divide la organización: algunos Estados, como Alemania, se encuentran sometidos a esta dependencia, constituyendo el mayor freno geopolítico de la Unión.

Las distintas naciones están poniendo el interés nacional por delante del comunitario, obstaculizando a la organización para conseguir una estrategia coherente.

CONCLUSIONES

El fracaso ruso de inserción en las distintas organizaciones internacionales acabó por excluir a Rusia de la arquitectura de seguridad europea. La imposibilidad de aunar diferencias sin renunciar a sus valores e intereses ha alargado la situación hasta nuestros días.

Esto ha llevado a que Rusia opte por relacionarse unilateralmente con los Estados miembros de la UE y a intervenir en conflictos y Estados bajo la retórica de protección de los intereses de la población étnica rusa o rusófona. Sumándole que Rusia es una potencia militar y energética de primer orden, además de un actor muy relevante en la esfera internacional, es conveniente que la Unión Europea actualice sus prioridades de seguridad y, sin dejar de mantener la firmeza, explore los posibles canales de cooperación con Rusia.

La Unión tendrá que reinventar un nuevo modelo relacional con Rusia, alcanzando una autonomía estratégica de la OTAN y definiendo su propio modelo bilateral.

15 de septiembre de 2021

ISSN 2340 – 2482

BIBLIOGRAFÍA

Blanc Altemir, A. (2015). Los cambios recientes en el entorno estratégico de la Unión Europea con especial atención al papel de Rusia. Cuadernos Europeos De Deusto, (1), 49-73.

Bordonado, J. (2016). Nueva estrategia europea de seguridad. GESI

Comisión Europea. (1995). Relaciones UE-Rusia. MEMO/95/104.

Estrategia Global para la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea. (2016)

Informe sobre la aplicación de la Estrategia Europea de Seguridad (2008). Bruselas

López Jiménez, J. Á. (2018). El vecindario oriental de la Unión Europea y los conflictos post-soviéticos. Revista de Estudios en Seguridad Internacional, 4(2), 49-66.

Milosevich-Juaristi, M. (2018). La UE y Rusia: Entre la confrontación y la interdependencia. Real Instituto El Cano

Nieto, M. I. (2016). Rusia y la estrategia global de seguridad de la Unión Europea. UNISCI, (42), 197-216.

Secretaría General del Consejo de la, U E. (2009). Estrategia Europea de Seguridad [Abstract]. Luxemburgo, 7-18.

El Ministro de Asuntos Exteriores Sergey Lavrov responde a las preguntas en la 53º Conferencia de Seguridad de Munich (febrero 18, 2017). Paper presented at the Conferencia De Seguridad De Munich, Munich

Castellanos, R. (2020). Alemania se ha convertido en el freno geopolítico de la UE. El Orden Mundial

Plaza, J. B. (2021, feb 18). Rusia y la UE: Una oportunidad para la casa común europea. CincoDías

Vale Carballés, E. (2021, Mar 19). El laberinto de Rusia y la Unión Europea. La Vanguardia

Licencia de Creative Commons
La Unión Europea y Rusia: cooperación o ruptura by Natalia Ochoa Gómez. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email