Tratado Sobre la Prohibición de Armas Nucleares, TPAN y el papel de América Latina

Autora: Sonia Rubio Vega

Resumen

El pasado 22 de enero de este año entró en vigor el Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares que prohíbe el uso, desarrollo, producción, ensayo, estacionamiento, almacenamiento y amenaza del uso de ese tipo de arsenal y fue aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en julio de 2017, con el voto de 122 países, posteriormente fue firmado por 84 países, pero los principales países con armas nucleares, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia, no participaron ni en las negociaciones ni en la votación y tampoco lo han firmado. Entre los avances que introduce el TPAN sobresalen la prohibición de las armas nucleares como norma del Derecho Internacional; que aspira a tener un alcance universal, estigmatiza el uso de dicho armamento y genera presión política para alcanzar el desarme; introduce nuevos temas al obligar a los Estados Parte a prestar asistencia a las víctimas y a emprender la reparación ambiental.

Abstract

Last January 22 of this year, the Treaty on the Prohibition of Nuclear Weapons entered into force, which prohibits the use, development, production, testing, stationing, stockpiling and threat of use of this type of arsenal and was approved by the United Nations General Assembly in July 2017, with the vote of 122 countries, subsequently it was signed by 84 countries, but the main countries with nuclear weapons, including the United States, Great Britain, France, China and Russia, did not participate either in the negotiations or in the vote and have not signed it either. Among the advances introduced by the NPT are the prohibition of nuclear weapons as a norm of international law, which aspires to be universal in scope, stigmatizes the use of nuclear weapons and generates political pressure to achieve disarmament; it introduces new issues by obliging States Parties to provide assistance to victims and to undertake environmental remediation.

El papel de América Latina en la promoción del desarme nuclear y en la consecución de este último tratado ha sido muy importante de principio a fin. Al cierre del 18 de enero, el Tratado cuenta con 51 Estados parte, de los cuales casi la mitad son de América Latina y el Caribe. Son ellos Antigua y Barbuda, Belice, Bolivia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. Posteriormente, también Colombia se unió a la lista de países firmantes del TPAN siendo el Estado número 60 en firmar el tratado y finalmente, Honduras fue el país número 50 en ratificar el tratado con lo que entró en vigor 90 días después, el pasado 22 de enero. Por lo que en este momento, con la excepción de Argentina, todos los estados latinoamericanos han firmado o ratificado el tratado. Era de esperar ya que el interés por la eliminación de las armas nucleares en América Latina tiene una larga tradición histórica y está intrínseca en las políticas de los países latinoamericanos, un ejemplo claro es Cuba, principal promotor de este tratado, y que según su Constitución promulgada el 24 de febrero de 2019, “promueve el desarme general y completo y rechaza la existencia, proliferación o uso de armas nucleares, de exterminio en masa u otras de efectos similares, así como el desarrollo y empleo de nuevas armas y de nuevas formas de hacer la guerra, como la ciberguerra, que transgreden el Derecho Internacional”. El compromiso del resto de países de Latinoamérica es también evidente tras la adopción del Tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe de 1967, más conocido como Tratado de Tlatelolco, el cual dispuso que la región fuese la primera densamente poblada del mundo, declarada Zona Libre de Armas Nucleares.

Sin la ayuda de los países latinoamericanos este tratado no hubiera sido posible ya que fue por iniciativa de Cuba, y con el apoyo del Movimiento de Países No Alineados, que la Asamblea General de las Naciones Unidas realizó en septiembre de 2013 una Reunión de Alto Nivel sobre Desarme Nuclear, la primera de su tipo dedicada al tema en la historia de la ONU y en la que se decidió convocar un grupo de composición abierta que abordara medidas jurídicas concretas y disposiciones vinculantes para lograr un mundo sin armas nucleares. Encabezados también por Austria, Brasil, México, Sudáfrica y Nueva Zelanda, 141 países participaron en la elaboración del tratado con la esperanza de que su aprobación aumente la presión sobre los estados con bombas atómicas para que se tomen el desarme con mayor seriedad.

Cuba fue también de los primeros países en firmar el instrumento, firmándolo el primer día que se abrió a la firma en la sede de Naciones Unidas y el quinto país en ratificarlo, lo que demuestra una vez más su compromiso con el desarme general y completo. Pero Cuba no es el único país latinoamericano que ha dado ejemplo de su compromiso, y son muchos los que piensan que el continente latinoamericano se ubica en la vanguardia histórica en el compromiso con el desarme nuclear. México fue también uno de los grandes promotores del tratado y el cuarto en depositar su instrumento de ratificación, el 16 de enero de 2018. Además, México fue también el gran promotor de la zona libre de armas nucleares por el tratado de Tlatelolco de 1967. 

Por otra parte, nos encontramos con Argentina que hasta ahora es el único país de Latinoamérica que no ha firmado ni ratificado el tratado, algo bastante desconcertante ya que Argentina siempre ha mostrado un compromiso claro y constante con el desarme nuclear desde hace décadas. Argentina hizo una declaración oficial después varias ONGs como Amnistía Internacional se quejaran, en la que declaró que aunque comparte el objetivo ya es parte de un tratado que rige estos temas, el Tratado de no proliferación, aclarando que es importante que el nuevo tratado no sirva de excusa para las naciones que tienen armas nucleares y que no han ratificado el nuevo tratado, pudiendo sostener que la regulación en materia de desnuclearización sólo esta recogida en el TPAN y puedan argumentar que no tienen ninguna obligación en ese sentido.

En conclusión, pese a la falta de Argentina en el Tratado sobre la Prohibición de Armas nucleares queda claro la gran importancia que tiene el desarme nuclear para los países de América Latina y el gran papel que han tenido estos Estados desde el comienzo del proyecto hasta la entrada en vigor del TPAN, siendo varios países grandes promotores del tratado. Además cabe destacar que sin la ratificación del TPAN por parte de estos países no hubiera entrado en vigor en tan poco tiempo y es probable que el proyecto se hubiera quedado paralizado por la falta de participación de principales países que cuentan con arsenales nucleares. Pese a la ausencia de estos países se espera que el tratado tenga más que un efecto simbólico con la unión de otros países y que a largo plazo tenga un efecto disuasivo, como pasó con los acuerdos internacionales anteriores que prohíben las minas terrestres y las bombas de racimo, y así producir un cambio en el comportamiento incluso de los países no firmantes.

Puedes escuchar el podcast de este artículo en nuestro perfil de Spotify o en Ivoox.

16 de febrero de 2021

ISSN 2340 – 2482

Palabras clave: TPAN, América Latina, Nuclear, Relaciones Internacionales, Ratificación.

Key words: TPAN, Latinamerica, Nuclear, International Relations, Ratification.

BIBLIOGRAFÍA

Clarín. (s.f.). Obtenido de https://www.clarin.com/politica/argentina-adhirio-tratado-prohibicion-armas-nucleares-explicacion-cancilleria_0_XBkB2lv_u.html

El Universal. (22 de 1 de 2021). Obtenido de https://www.eluniversal.com.mx/nacion/celebra-mexico-entrada-en-vigor-del-tratado-sobre-la-prohibicion-de-armas-nucleares

GRANMA. (24 de 1 de 2021). Obtenido de http://www.granma.cu/mundo/2021-01-24/cuba-esta-comprometida-con-el-primer-mecanismo-multilateral-juridicamente-vinculante-para-el-desarme-24-01-2021-23-01-52

European Parliament Think Tank. (n.d.). Obtenido de https://www.europarl.europa.eu/thinktank/en/document.html?reference=EPRS_BRI(2018)614664

ICAN. (n.d.). Obtenido de https://www.icanw.org/signature_and_ratification_status

United Nations, Office for Disarmament Affais. (n.d.). Obtenido de https://www.un.org/disarmament/wmd/nuclear/tpnw/


Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, TPAN y el Papel de América Latina por Sonia Rubio Vega se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email