Jóvenes migrantes climáticos

Autora: Shivani López Wadke. Estudiante de Relaciones Internacionales.

RESUMEN

Durante todo el mes de febrero el World Forum for Democracy1 del Consejo de Europa ha dedicado su actividad al tema de la migración climática. Pero ¿a qué se refiere la migración climática? ¿Qué tipo de migrantes engloba? ¿Cuál es la situación de los migrantes climáticos más jóvenes? Este artículo pretende recoger las principales aportaciones que varios expertos han elaborado hasta ahora, presentando así un balance sobre el trabajo ya realizado y el que aún queda por hacer.

ABSTRACT

Throughout February, the Council of Europe’s World Forum for Democracy has devoted its activities to the issue of climate migration. But what does climate migration refer to? What kind of migrants does it include? What is the situation of younger climate migrants? This paper aims to compile the main contributions that several experts have already made, thus presenting an assessment of the work already done and the one that still needs to be done.

En la actualidad existe un debate abierto sobre el término migrante climático. Por un lado, hay quienes defienden la expresión refugiado climático argumentando que el término migración denota un movimiento voluntario y la existencia de otras opciones. Por otro lado, hay quienes sí defienden el uso de migración, ya que se trata de un tipo dentro de la migración en general.  Sin embargo, a día de hoy el debate es continuo debido a la complejidad del asunto.

Según la OIM2 y su definición en desarrollo, “Los migrantes ambientales son personas o grupos de personas que, por razones de cambios súbitos o progresivos en el medio ambiente que afectan negativamente a su vida o a sus condiciones de vida, se ven obligadas a abandonar sus domicilios habituales, o deciden hacerlo, ya sea de forma temporal o permanente, y se desplazan dentro de su territorio o al extranjero». La realidad demuestra que, indiferentemente del término, estos migrantes forzados por las condiciones climáticas caen en el vacío entre las políticas de migración y las políticas para refugiados.

Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados3 reconoció que las consecuencias del cambio climático eran extremadamente graves para los refugiados, y en 2018 se afirmó en la Asamblea General número 73 de las Naciones Unidas que “la degradación climática y medioambiental y los desastres naturales interactúan de manera creciente con los motivos de los movimientos de refugiados”.

Las leyes migratorias son definidas por los Estados de destino y en la mayoría de los casos no abarcan a los migrantes climáticos. A parte de las admisiones por empleo u otras actividades económicas, las admisiones humanitarias son generalmente limitadas a aquellos refugiados y solicitantes de asilo que cumplen con la definición establecida por la Convención de las Naciones Unidas relativa al Estatus de los Refugiados, mientras que en la mayoría de los casos los migrantes climáticos no cumplen con dicha definición.  

Algunos Estados cuentan con políticas especiales que permiten la entrada y estancia a nacionales de Estados que han sufrido desastres naturales especialmente graves como el terremoto de Haití de 2010; mientras que otros Estados como Suecia o Finlandia sí que incluyen a los migrantes climáticos dentro de sus políticas de inmigración, pero bajo estudio de cada caso individualmente.  

Manifestantes contra el cambio climático en Santa Ana. Photo by Emilia Tjernström [Arriving at the horizon] on Foter.com / CC BY-NC-SA

 

A pesar de estas diferentes situaciones, tal y como expresó el Global Migration Group4, la actual Red de las Naciones Unidas sobre Migración (UN Network on Migration), no hay ninguna legislación o política dedicada a la migración de personas que huyen de cambios climáticos de aparición lenta que puedan destruir o afectar sus lugares de residencia en el futuro. Estos movimientos migratorios reciben el mismo trato que la migración económica general, lo cual deja desprotegido y vulnerable a este grupo en concreto. En líneas similares, varios estudios recogidos por la OIM demuestran que el cambio climático y medioambiental tiene -y tendrá- un importante impacto que determinará las tendencias migratorias y alterará permanentemente las actuales corrientes migratorias.

En concreto, uno de los sectores demográficos más afectados y vulnerables dentro de los migrantes climáticos es el de los jóvenes. Los adolescentes y la población joven conforman la mayor parte de la población móvil, estando más expuestos a los peligros del desplazamiento. Según la OIM, los desplazamientos por cambio climático afectan a las vidas de la población más joven, creando tanto desafíos como oportunidades. Por un lado, la migración aumenta el riesgo de caer en redes de tráfico de personas, la separación de la familia, la posibilidad de acabar en lugares en peores condiciones o la dificultad de adaptación al nuevo. Además, las experiencias que sufren estas personas en los campos de desplazados con un acceso muy limitado a educación y formación u otras oportunidades laborales desembocan en un futuro sin desarrollo económico ni personal, cayendo en el papel de “joven enfadado” (“angry young men”) acompañado de violencia y adicciones. Por otro lado, pueden darse oportunidades positivas como el hecho de alejarse de zonas afectadas por desastres naturales, la diversificación de los medios de vida o la posibilidad de mejorar el acceso a educación, sanidad y oportunidades laborales.

En 2014, el Global Migration Group publicó una serie de recomendaciones para políticas enfocadas a los migrantes climáticos jóvenes, de las cuales destacan las siguientes:

  • Mejorar el conocimiento sobre la relación entre el cambio climático y la migración de adolescentes y jóvenes mediante la recogida de información.
  • Asegurar que los jóvenes tengan los medios para tratar los desafíos causados por el cambio climático, tales como información, educación y recursos; y que tengan acceso a diferentes oportunidades en el contexto de una migración correctamente gestionada.
  • Incorporar temas relacionados con la juventud a la agenda internacional sobre migración y cambio climático.
  • Facilitar dicha la migración de jóvenes migrantes climáticos mediante diferentes programas académicos y/o laborales.
  • Ayudar a que dicha población joven migrante se desplace de forma segura y con dignidad cuando la migración sea la única y la mejor estrategia de adaptación.
  • Incluir a los jóvenes y las comunidades afectadas en la planificación de políticas, reconociendo que los jóvenes pueden ser partes efectivas en el abordamiento de la migración climática, y asegurar su involucramiento.

Así, resulta innegable admitir que existe una necesidad internacional de abordar la migración climática forzosa, y en especial teniendo en cuenta el mayor y más vulnerable grupo, los jóvenes.

Con todo, a día de hoy el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados está trabajando en el desplazamiento forzoso por cambio climático a través de varias vías como facilitar consejo jurídico para el desarrollo de normas que protejan este grupo, la promoción de políticas coherentes y la investigación sobre el tema junto con otras actividades de campo. Ésta y otras acciones por parte de diferentes organismos internacionales deben ir acompañadas por acciones estatales para asegurar la protección de los derechos humanos de los migrantes climáticos y asegurar su integración e inserción en las sociedades de destino. Hay que recordar que los jóvenes migrantes son vulnerables, pero aún más cuando su migración es inducida por el cambio climático porque no tienen un hogar al que volver, ni tampoco tienen un hogar en su destino.

Puedes escuchar el podcast de este artículo en nuestro perfil de Spotify o en Ivoox.

3 de marzo de 2021

ISSN 2340 – 2482

Palabras clave: cambio climático, migración, poblacion joven, refugiado, Naciones Unidas.

Key words: climate change, migration, young population, refugee, United Nations.

BIBLIOGRAFÍA

International Organization for Migration. (2009). Migration,Environment and Climate Change: Assessing the evidence. Obtenido de https://publications.iom.int/system/files/pdf/migration_and_environment.pdf

Ionesco, D., Salmon, D., Tischler, S., & Pawliczko, A. (2014). YOUTH, ENVIRONMENTAL CHANGE AND MIGRATION. En G. M. UNICEF, «Migration and Youth: Challenges and Opportunities» (pág. Cap 16).

OIM (2021). Migración por motivos ambientales. Portal sobre la migración por motivos ambientales. Disponible en: https://environmentalmigration.iom.int/es/oim-y-migraci%C3%B3n-por-motivos-ambientales

ONU. (2015). CLIMATE CHANGE AND HUMAN MOBILITY SOLUTION AGENDA –RESILIENCE–PARIS COP 21. Obtenido de https://www.unhcr.org/uk/557ad0429.pdf

ONU. (2018). Report of the United Nations High Commissioner for Refugees. Obtenido de https://www.unhcr.org/gcr/GCR_English.pdf


Jóvenes migrantes climáticos by Shivani López Wadke is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email