cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100
Justicia Internacional Volver a "Justicia Internacional"

El Supremo confirma la absolución de Juan Antonio Roca en el caso Goldfinger

CASO GOLDFINGER | 22 de junio de 2018

El cerebro de la trama del caso Malaya, Juan Antonio Roca (i), acompañado del ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, sentados en el banquillo de los acusados por el caso Goldfinger, ligado a la recalificación urbanística de la parcela de la antigua casa del actor Sean Connery en Marbella. EFE/Archivo

Madrid, 22 jun (EFE).- El Tribunal Supremo ha confirmado la absolución del cerebro de la trama del caso Malaya, Juan Antonio Roca, en el caso Goldfinger, ligado a la recalificación urbanística de la parcela de la antigua casa del actor Sean Connery y por el que se condenó al exalcalde de Marbella Julián Muñoz a un año de cárcel.

En una sentencia, la Sala Segunda ratifica la absolución a Roca de los delitos de fraude, cohecho, contra la ordenación del territorio y malversación, al rechazar los recursos de la Fiscalía y de la acusación en nombre del Ayuntamiento de Marbella contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga.

La sentencia de Málaga, en un aspecto que no fue recurrido por ninguna parte al Supremo, condenó a 1 año de cárcel al exalcalde de Marbella por delito contra la ordenación del territorio, y a penas de entre 9 meses y 1 año a otros seis exediles por el mismo delito.

Eso sí, la Sala rebaja las condenas al administrador Norbero Palomo, el promotor Ramón Asesio y a los abogados Héctor Julián Díaz-Bastién y Luis Juega, que representaron un tiempo los intereses económicos en España del matrimonio de los Connery (que no fueron juzgados) al estimar parcialmente sus recursos.

A todos ellos les absuelve de uno de los tres delitos contra la Hacienda Pública por los que fueron condenados, lo que supone una reducción de cada una de sus condenas en 2 años y 7 meses.

De esta forma, la Sala sentencia a penas de entre 5 años y 2 meses de prisión y 6 años y 8 meses a estas cuatro personas al constatar que evitaron pagar 11,2 millones de euros del Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2006 y 2007, correspondiente a la venta de 72 apartamentos de lujo en Marbella construidos en unos terrenos que incluían la parcela donde había estado una mansión de Connery.

Asimismo, los cuatro tendrán que pagar cada uno una multa de 44 millones de euros por los delitos fiscales de los que son autores, e indemnizar conjuntamente a Hacienda en la cuota defraudada de 11,2 millones de euros.

En este procedimiento se ha investigado la recalificación urbanística de la parcela de la antigua casa de Sean Connery en Marbella y el fraude fiscal en la venta de las 72 viviendas que se construyeron en dicho suelo.

Pese a que el caso se denomina Goldfinger, una de las películas protagonizadas por Sean Connery, el actor "nunca aparece en la causa tomando decisiones, no aparece su firma en documento alguno que pudiera incriminarle, no gestiona ni dirige la sociedad Malibú S.A.", según afirmó el instructor del procedimiento.

Los hechos probados de la sentencia de Málaga señalan que el proyecto de urbanización, denominado "Malibu", no se ajustaba a la normativa y al Plan General de Ordenación Urbana vigente, entre otras cosas por exceder la edificabilidad permitida, pero la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Marbella concedió la licencia de obras para construir los 72 apartamentos y sus garajes.

Al respecto, explica que era "conocido el dominio de Roca sobre el Urbanismo en Marbella, sabido que los empresarios hacían cola a la puerta de su despacho y que era él quien establecía valores y edificabilidades, con escaso o nulo margen de negociación para el promotor inmobiliario".

Tanto es así que considera que Roca "investido de la autoridad indudable que ejercía en el Ayuntamiento, trataba desigualmente a los particulares guiándose por el arbitrio de su propio interés personal".

No obstante, precisa, "aún cuando existen serias y fundadas sospechas de que se pactó el abono de una dádiva en favor del mismo en forma de apartamento", le absuelve de todos los delitos porque no ha quedado acreditado "con la necesaria nitidez y contundencia que exige una condena penal".

Justicia Internacional

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.