cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100
Justicia Internacional Volver a "Justicia Internacional"

El Estado Islámico está debilitándose, pero sigue siendo una amenaza global, según la ONU

ONU YIHADISTAS | 08 de febrero de 2018

Fotografía cedida por las Naciones Unidas donde aparece el pleno del Consejo de Seguridad durante una reunión sobre la amenaza que representa el Estado Islámico (EI) para la paz y la seguridad internacionales hoy, jueves 8 de febrero de 2018, en la sede de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York (EE.UU.). EFE/Eskinder Debebe/ONU

Naciones Unidas, 8 feb (EFE).- Las derrotas militares en Irak y Siria han debilitado de forma importante al Estado Islámico (EI), pero el grupo yihadista está adaptándose y sigue planteando una amenaza a escala global, según dijo hoy Naciones Unidas.

"La lucha contra el EI está entrando en una nueva fase", explicó el responsable de la lucha antiterrorista de la ONU, Vladímir Voronkov, en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad.

Voronkov presentó a este órgano el último informe elaborado por la organización sobre el grupo terrorista y sobre las medidas que se han puesto en marcha para combatirlo.

Según Naciones Unidas, a pesar los "significativos reveses militares" que el EI sufrió el pasado año en Irak, Siria y Filipinas, "el grupo y sus filiales siguen planteando una amenaza importante y cambiante alrededor del mundo".

La organización yihadista, explicó, ya no está centrada en conquistar o controlar territorios, sino en operaciones de menor escala en manos de un grupo de personas muy motivadas y capaces de inspirar, facilitar y llevar a cabo ataques.

"Ahora está organizada como una red global con una jerarquía plana y menos control operativo sobre sus filiales", apuntó Voronkov.

Según la ONU, es difícil calcular el número de combatientes extranjeros que quedan en Irak y Siria, pero el flujo de llegada se ha detenido.

Uno de los desafíos, recordó, es ahora el de los miembros del EI que regresan a sus países de origen o que se trasladan a otra región.

Según Voronkov, la capacidad del grupo para generar dinero se ha visto también debilitada, sobre todo al perder el control de yacimientos de gas y petróleo en Siria.

El cálculo de la ONU es que los ingresos del EI han caído más de un 90 por ciento desde 2015.

Sin embargo, los yihadistas siguen obteniendo fondos gracias a la extorsión y continúan financiando a sus simpatizantes en distintos lugares del mundo.

Entre otros, plantean amenazas importantes las filiales del grupo en Egipto, Libia, Mali o Somalia.

En Asia, pese a ser blanco de operaciones militares, el EI sigue teniendo capacidad para organizar grandes ataques en Afganistán, dijo el responsable de la ONU.

Justicia Internacional

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.