cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100
Justicia Internacional Volver a "Justicia Internacional"

Melgar garantiza una respuesta "serena y firme" si se desprecia Constitución

FISCAL GENERAL | 05 de diciembre de 2017

Julián Sánchez Melgar (3i), magistrado del Tribunal Supremo candidato a ser el próximo fiscal general del Estado en sustitución de José Manuel Maza, comparece hoy en la Comisión de Justicia del Congreso. EFE

Madrid, 5 dic (EFE).- El candidato a fiscal general del Estado Julián Sánchez Melgar ha garantizado hoy en el Congreso que el Ministerio Público responderá de forma "serena y firme pero proporcionada" en caso de que "se reiteren actos de desobediencia a los tribunales o de desprecio a la Constitución" en Cataluña.

Melgar ha comparecido hoy ante la Comisión de Justicia para recibir el visto bueno de las Cortes tras ser propuesto por el Gobierno como nuevo fiscal general del Estado, cargo para el que ha recibido ya el aval del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y para el que previsiblemente será nombrado este jueves en el Consejo de Ministros.

El candidato a fiscal general ha abordado la crisis catalana para advertir de que responderá de forma "serena y firme pero proporcionada" en caso de que "se reiteren actos de desobediencia a tribunales o de desprecio a la Constitución".

"No alcanzamos a comprender por qué ha de cumplirse la ley en una parte del territorio del Estado y no en otra", ha aseverado el candidato, quien se ha comprometido a "practicar una defensa activa de la España constitucional", como es la "obligación de la Fiscalía".

Al respecto, ha advertido de que el Ministerio Público "estará atento a declaraciones y actos" futuros en Cataluña, aunque "en ningún caso para criminalizar posiciones políticas" sino "solo si se incurren en conductas con trascendencia penal".

En su comparecencia para exponer su 'hoja de ruta', Melgar ha defendido que será "imparcial" y que "no puede recibir órdenes ni instrucciones de ningún otro poder o autoridad".

Lo que sí que hará es atender "consejos de todos", pues es partidario de tomar decisiones compartidas. "No quisiera tomar jamás decisiones en solitario", ha agregado.

Y aunque ha defendido que la institución actúa con "autonomía e imparcialidad", no lo hace con total independencia en la medida en que "sigue dependiendo presupuestariamente del Gobierno", por lo que ha apostado por "reforzar la institución desanclándola del Ejecutivo".

Es por ello que una de sus líneas maestras al frente de la institución será "la lucha sin cuartel contra la corrupción", contra la que se ha comprometido a seguir actuando "de manera decidida y contundente" en todas las fiscalías.

De esta forma, ha abogado por la "necesaria creación de una verdadera Policía Judicial que proporcione independencia a sus investigaciones" y que esté "al servicio de jueces y fiscales".

Siguiendo la misma línea que dibujó Maza al frente de la Fiscalía General, Melgar también ha apoyado una futura reforma del modelo procesal penal que otorgue al Ministerio Público la figura de instructor.

Y ante las críticas de algunos sectores a este modelo por una posible falta de independencia del Ministerio Fiscal, Sánchez Melgar ha sido contundente: "La figura del fiscal general del Estado es independiente y también lo serán los fiscales instructores".

Su estrategia al frente de la institución pasa también por impulsar la lucha contra la violencia de género y contra el terrorismo yihadista así como por garantizar la defensa de los más desfavorecidos y las personas con riesgo de exclusión social.

La mayoría de los grupos han cargado contra el formato de esta comparecencia al tratarse de un "mero trámite" en el que "el Congreso no puede votar" y algunos, como Ciudadanos y Podemos, han aprovechado para defender sus propuestas legislativas de reforma del Estatuto Fiscal y del sistema de designación del fiscal general.

Ni PSOE, que ha confiado en que Sánchez Melgar "saque de la UCI a la Fiscalía", ni Ciudadanos, "que le otorga el beneficio de la duda", han cuestionado su idoneidad, de la que el PP ha considerado que está más que probada.

Y aunque Podemos ha dicho que "no es la persona más idónea" para el puesto, le ha pedido que "no actúe como cortafuegos del PP" en los tribunales y que no contribuya a alargar "la oscura sombra de la Fiscalía" por su papel en la causa que instruye el Tribunal Supremo en relación al procés.

Ahora bien, las más duras han sido las portavoces de ERC y PDeCAT quienes han cargado no contra el candidato sino contra la Fiscalía por "mirar hacia otro lado" y por su "pasividad" ante "los más de mil heridos" que provocó "la violencia excesiva" de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado el 1-O.

Justicia Internacional

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.