cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100
Justicia Internacional Volver a "Justicia Internacional"

Fiscal dice que la víctima fue sometida a una violación conjunta y coordinada

VIOLACIÓN SANFERMINES | 27 de noviembre de 2017

El coche y el furgón de la Policía que conduce a los cinco sevillanos acusados de violar supuestamente a una joven de 18 años en los sanfermines del 2016, llegan hoy al Palacio de Justica de Navarra para asistir a la penúltima sesión del juicio que hoy entra en su fase final con la lectura de las conclusiones. EFE

Pamplona, 27 nov (EFE).- La Fiscalía ha sostenido hoy que los cinco jóvenes andaluces acusados de violar a una chica de 18 años en los sanfermines de 2016 actuaron de forma "conjunta y coordinada", lo que dejó a la denunciante "sometida" y "sin posibilidad de resistencia".

La décima sesión del juicio, la primera a puerta abierta, ha servido a las acusaciones para ratificar sus conclusiones y señalar la coherencia de la chica en sus testimonios y su inferioridad a la hora de poder defenderse.

Así, la Fiscalía ha mantenido su petición de 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno de los procesados, penas que elevan el resto de acusaciones hasta los casi 26 años de la acusación popular ejercida por el Gobierno de Navarra.

La fiscal ha sostenido que los cinco acusados, que han estado serios y tranquilos, actuaron de forma "conjunta y coordinada", lo que dejó a la denunciante "sometida" y "sin posibilidad de resistencia" ante una agresión sexual en grupo, oral, vaginal y anal.

De igual forma, ha considerado probado el delito contra la intimidad por los vídeos que grabaron los acusados, y que todos ellos son culpables del robo del móvil de la joven porque lo conocieron y lo hicieron para dejarla "indefensa".

El ministerio público ha señalado que los imputados no pidieron a la joven su consentimiento para las relaciones sexuales y ha añadido que la joven madrileña fue "humillada y vejada" por los acusados, que se valieron no solo de su superioridad física y numérica sino de las circunstancias ambientales y del lugar elegido, de muy reducidas dimensiones.

Y en estas circunstancias ha rechazado que se exija a la joven el comportamiento de una heroína o una resistencia que podía haberle puesto en mayor peligro.

Esta falta de relación previa le ha llevado a poner en valor la credibilidad subjetiva de la denunciante, así como su credibilidad objetiva, ya que "ha mantenido siempre la coherencia" y su testimonio ha sido "ajustado, sin exageraciones".

Se ha referido a los informes policiales sobre los vídeos para señalar que destacan las palabras "imperativas" que dirigían a la joven, como "no chilles o "chupa aquí", mientras que en ella se aprecia una actitud "pasiva, de bloqueo", "con los ojos cerrados, ni una mirada, ni una sola palabra" y algún gemido de "dolor".

Después fue encontrada en un banco en una calle cerca del portal por una pareja que ha testificado que se encontraba "desconsolada, con un llanto muy amargo", imagen a la que policías, psicólogos o médicos forenses agregan la de "nerviosa" y en "estado de shock".

La acusación particular, por su parte, ha incidido en que "no hubo consentimiento en ningún momento" por parte de la joven, que en sus declaraciones fue "precisa y consistente".

El abogado Miguel Ángel Morán ha añadido que en ella "no había resentimiento ni venganza" para denunciar una violación en grupo falsa, y ha aludido a "la intimidación y el miedo" que sintió ante la superioridad física y numérica de los acusados.

La acusación popular del Ayuntamiento de Pamplona, que pide 25 años y 6 meses para cada uno, ha reprochado a los imputados que su colaboración ha sido "la justa" pese a lo que ellos sostienen.

Ha añadido que su actitud en la presunta violación fue "mecánica", lo que indica a su juicio que sabían lo que hacían, como evidencia el hecho de que retiraran las tarjetas del móvil de la joven para evitar su localización.

Se ha referido también, para negar la voluntad de la joven de mantener relaciones sexuales, al hecho de que no tomara anticonceptivos y que tampoco se planteara el uso de preservativos, y ha cuestionado el informe de la policía municipal que tomó declaración a la chica por contener diversos errores.

Por último, Ildefonso Sebastián, letrado del Gobierno de Navarra, que pide 25 años y 9 meses para cada imputado, se ha adherido a la exposición de la acusación particular y la del fiscal en lo relativo al enjuiciamiento de la supuesta violación grupal.

El letrado ha destacado que el testimonio de los cinco acusados carece de "espontaneidad" y que la joven era "especialmente vulnerable por su edad y situación".

"Se encontraba sola, en una ciudad que no conoce, a la que había llegado unas pocas horas antes", ha subrayado, para añadir que "en ningún momento hay un consentimiento" por parte de la joven a mantener relaciones sexuales con los procesados.

Justicia Internacional

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.