cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100

Trece millones de personas necesitan ayuda urgente en RDC, según alerta la ONU

RD CONGO ONU | 13 de abril de 2018

Una mujer congolesa coloca su tenderete para vender botellas y latas usadas en el puente que cruza el Río Congo a su paso por Kinshasa en la República democrática del Congo. EFE/ Archivo

Ginebra, 13 abr (EFE).- La ONU señaló hoy que las necesidades humanitarias en la República Democrática del Congo (RDC) han aumentado de tal forma durante el último año que actualmente el doble de ciudadanos, unos 13 millones, necesitan ayuda urgente.

El jefe humanitario de la ONU, Mark Lowcock, señaló en la conferencia de donantes para la RDC que "las necesidades están aumentando" pese a algunos avances registrados en cuanto a infraestructuras, acceso a la educación, tasas de mortalidad infantil e inmunización.

El secretario general de la ONU, António Guterres, señaló a través de un vídeo que el principal problema para la respuesta humanitaria "es la falta de financiación".

La ONU, a través de su plan de respuesta humanitaria lanzado en enero para 2018, requiere casi 1.700 millones de dólares para ayudar a 10,5 millones de congoleses dentro de la RDC.

La ONU y sus socios también necesitan 504 millones de dólares para atender a unos 807.000 refugiados en países vecinos de la RDC y para apoyar a los más de 540.000 refugiados de otros países que se encuentran en esa nación africana.

En total, se necesitan 2.200 millones de dólares en 2018, explicó Lowcock, quien incidió en que ello supone "menos de 50 céntimos al día para cada una de las personas cuyas vidas tratamos de salvar".

El portavoz de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA), Jens Laerke, explicó hoy que la ONU no se ha fijado ningún objetivo financiero concreto para la conferencia de hoy.

El Gobierno de la RDC ha declinado acudir a la conferencia al considerar que ésta ofrece una imagen "injusta" del país y que debe ser el Estado el que tome la iniciativa de la gestión humanitaria.

Lowcock aseguró al respecto que el Ejecutivo de Joseph Kabila "está asumiendo las riendas en esta crisis" y que la ONU lo apoya.

Recalcó que el pasado 18 de enero la ONU y Kabila lanzaron conjuntamente el plan humanitario en Kinshasa y que el gobernador de Tanganika firmó recientemente un acuerdo para facilitar el acceso de la ayuda humanitaria y la coordinación.

También destacó que el Gobierno ha comprometido 100 millones de dólares para los próximos 18 o 24 meses para la reintegración de refugiados, de retornados y desplazados internos.

"Seguiremos trabajando juntos. Estamos hablando con ellos sobre un evento de seguimiento a esta conferencia, que tendrá lugar en el sitio y la fecha que estime el Gobierno", añadió Lowcock, quien resumió no obstante el "deterioro" de la situación en el país.

Dijo que la violencia étnica "ha empeorado en el este" del país y que la mitad de la RDC, que previamente no sufría el conflicto armado, ha experimentado elevados niveles de violencia durante 2017.

Además, una transición política "está creando tensiones" y la RDC ha sido "víctima de un shock externo" debido a la vertiginosa caída del precio de materias primas.

En este contexto, dijo, el número de personas que necesitan asistencia humanitaria en la RDC en 2018 "se ha duplicado desde al año pasado hasta unos 13 millones".

Lowcock señaló que 7,7 millones de congoleños sufren inseguridad alimentaria y más de 4,6 millones de niños malnutrición aguda, incluidos 2,2 millones que padecen malnutrición severa aguda.

La RDC también sufre epidemias, al experimentar el "peor brote de cólera en 16 años", y violencia sexual, recordó.

En la región de los Kasai "miles de agricultores han perdido tres temporadas agrícolas sucesivas", y en la provincia de Ituri ha habido un resurgimiento del conflicto interétnico que provoca más víctimas y desplazamientos internos y transfronterizos".

El Gobierno de RD del Congo prohíbe a las ONG trabajar con fondos de Bélgica

Kinshasa, 13 abr (EFE).- El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) ha prohibido a las ONG nacionales e internacionales que operan en su territorio trabajar con fondos de Bélgica, informó hoy a Efe el ministro congoleño de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Léonard She Okitundu.

"Vamos a rechazar a personas que acepten fondos de un país que está socavando a la República Democrática del Congo, y a esas ONG que se benefician de ese dinero para supuestamente ayudar a las personas, pero no rechazamos la solidaridad internacional", dijo Okitundu.

El titular de Exteriores amenazó con la expulsión de las organizaciones no gubernamentales extranjeras que incumplan la prohibición y reciban dinero de Bélgica, antigua metrópolis y país con el que la RDC mantiene una tensa relación.

Okitundu recordó que Bélgica suspendió la cooperación con la República Democrática del Congo a comienzos de año, cuando Bruselas cortó la colaboración en una serie de proyectos con el Gobierno de Kinshasa por su inquietud sobre la situación de los derechos humanos y la seguridad en el país africano.

Los 25 millones de euros dedicados a esos proyectos se desviaron a organizaciones de ayuda humanitaria que trabajan en la RDC.

"Es reciprocidad, así que tendremos que ir hasta el final. (Bélgica) no puede al mismo tiempo romper y creer que la DRC va a quedarse de brazos cruzados", agregó el titular de Exteriores.

Las declaraciones de Okitundu coinciden con la conferencia de donantes que hoy acoge la ONU en Ginebra para hacer frente a la crisis humanitaria en la RDC, en la que el propio Gobierno congoleño se ha negado a participar.

"La RDC está en contra de la participación en la conferencia de Ginebra por razones obvias, pues uno no puede organizar una conferencia sin implicar a todos los interesados, entre ellos el Gobierno de la República del Congo, que es el representante de las poblaciones a las que se quiere ayudar", explicó el ministro.

"No podemos asistir a una conferencia como invitado. Deberíamos participar en la organización de esta conferencia", aseveró el jefe de la diplomacia congoleña.

La conferencia busca recaudar unos 1.700 millones de dólares que, según las organizaciones de ayuda humanitaria, son necesarios para afrontar la crisis de la RDC.

Más de 13 millones de personas tienen la "desesperada necesidad de asistencia humanitaria" en la República Democrática del Congo por el conflicto que azota al país, según advirtió esta semana el Consejo Noruego de Refugiados.

Pese a la gravedad de la crisis, el Gobierno de la RDC adelantó en marzo que no participaría en la conferencia de Ginebra porque ofrece una imagen "injusta" del país.

La RDC está inmersa en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos, y cuenta con varios frentes abiertos, que han causado miles de muertos y millones de desplazados.

Sin embargo, el Gobierno de RDC alega que es el Estado el que debe tomar la iniciativa en la gestión de la ayuda humanitaria.

Noticias

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.