cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100

UNICEF alerta de que un millón de niños están expuestos a violencia en Idleb

SIRIA CONFLICTO | 23 de marzo de 2018

Unos niños esperan junto a su equipaje mientras civiles y combatientes llegan a la localidad de Qalaat al-Madiq, al sudeste de la ciudad tomada por los rebeldes de Idlib (Siria), hoy 23 de marzo de 2018. EFE

El Cairo, 23 mar (EFE).- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) mostró hoy su preocupación por la situación de un millón de niños que viven en medio de la "creciente violencia y ataques" en la región de Idleb, en el noroeste de Siria.

En un comunicado, su director para Oriente Medio, Geert Cappelaere, pidió que se salve a esos menores del "destino y los horrores" que otros niños están sufriendo en Guta Oriental y Afrín, regiones en las que se desarrolla actualmente ofensivas armadas.

Asimismo, denunció un bombardeo contra un refugio situado cerca de una escuela apoyada por UNICEF, que causó la muerte de 17 menores, según la nota.

"La fuerte violencia obligó a los niños que estaban atendiendo sus clases a resguardarse en un refugio improvisado cercano. El edificio fue golpeado y 17 murieron", explicó Cappelaere.

UNICEF recordó que los ataques contra los niños y la infraestructura civil representan violaciones de las normas básicas de guerra y pidió a todas las partes beligerantes que proteja a los menores.

Según el organismo de la ONU, 309 instalaciones educativas han sido blanco de ataques desde el estallido del conflicto en Siria en marzo de 2011.

Ayer, 34 personas, entre ellas 17 menores de edad, murieron por un supuesto bombardeo de aviones rusos contra el pueblo de Harem, situado en Idleb cerca de la frontera con Turquía, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Un total de 63 personas perdieron la vida por ataques aéreos en Idleb en los pasados dos días, entre ellas 40 menores y siete mujeres, según la ONG.

El Consejo de DDHH condena el uso de armas químicas por parte del régimen sirio

Ginebra, 23 mar (EFE).- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó hoy, con el rechazo de Rusia y Siria, una resolución que condena el uso de armas químicas por el régimen sirio de Bachar al Asad tanto en el pasado como recientemente, e insta a los responsables a rendir cuentas por su utilización.

La resolución, que fue presentada por Francia, Alemania, Italia, Jordania, Kuwait, Marruecos, Catar, Arabia Saudí, Turquía, el Reino Unido, Irlanda del Norte y EEUU, fue aprobada por 26 votos a favor, 4 en contra y 16 abstenciones.

El Consejo rechazó con 25 votos a favor y 8 en contra una enmienda de Rusia a un párrafo que condena los actos terroristas y violaciones cometidos contra civiles por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), el Frente al Nusra (antigua denominación de la filial siria de Al Qaeda) y otras organizaciones terroristas.

Moscú quiso instar "a todos los países a no apoyar el terrorismo o terroristas en Siria".

Rusia dijo que no podía apoyar la resolución porque era un "nuevo intento de proteger" a grupos terroristas a los que los copatrocinadores del texto "aportan ayuda financiera".

Siria, a su vez, dijo que el texto, al igual que las comisiones e investigaciones sobre las presuntas violaciones en el país árabe, son "herramientas para fabricar acusaciones" por parte de "aficionados" contra el Gobierno, incluido el uso de armas químicas", mientras que "se ignoran los crímenes cometidos por la coalición estadounidense".

Los países del Consejo prolongan no obstante en la resolución adoptada por un año el mandato de la Comisión Internacional Independiente de Investigación de la ONU sobre Siria.

Asimismo, condenan "en los términos más enérgicos posibles el uso reiterado de armas químicas en Siria", y expresan su firme convicción de que "las personas responsables del empleo de armas químicas deben rendir cuentas de sus actos".

El texto recuerda los informes del Mecanismo Conjunto de Investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y las Naciones Unidas en este sentido "y expresa gran preocupación por sus conclusiones de que las autoridades sirias fueron responsables del uso de armas químicas en varios ataques".

Cita el uso de gas sarín en un ataque -en Jan Shijún en abril de 2017- y la utilización de gas cloro en tres ataques: en Talmenes en 2014 y en Qmenas y Sarmin en 2015.

Sobre todo, pone énfasis en que en las últimas semanas se han producido "constantes denuncias de uso de armas químicas en particular en la provincia de Idleb y Guta Oriental".

Además, la resolución también condena los ataques con mostaza sulfurada en Marea en 2015 y en Um-Housh en septiembre de 2016 perpetrados por el EI.

La resolución condena asimismo la práctica de las autoridades sirias de utilizar municiones de racimo, así como el uso indiscriminado de armas pesadas y bombardeos aéreos, armas incendiarias, misiles balísticos y bombas de barril.

También hace referencia al asedio como arma de guerra y denuncia su uso intensivo por las autoridades sirias, especialmente en Guta Oriental.

Destaca la situación particularmente preocupante en Idleb, donde, según la resolución, el uso de algunos de estos métodos de guerra por parte de las autoridades sirias ha provocado la muerte de numerosos civiles y el desplazamiento de 300.000 personas.

El texto reafirma finalmente que sólo puede haber una solución política al conflicto en Siria.

Noticias

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.