cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100

Turquía arrebata a los kurdos la región siria de Afrín

SIRIA CONFLICTO | 18 de marzo de 2018

El Cairo, 18 mar (EFE).- El ejército turco y las milicias sirias aliadas de Ankara arrebataron hoy a los kurdos la ciudad siria de Afrín y se hicieron con el control de todo el territorio de ese enclave homónimo, situado en el extremo noroeste del país árabe.

La incursión en la ciudad, el último reducto kurdo en la región, se llevó a cabo en unas pocas horas, desde la madrugada hasta la mañana de hoy, con el apoyo de bombardeos y fuego de artillería, después de que en los últimos días haya huido la mayoría de la población civil hacia zonas controladas por el Gobierno de Damasco.

Horas después de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, proclamase la victoria en Afrín en un discurso ofrecido en su país, los combates proseguían en algunos puntos aislados de la ciudad.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, algunos milicianos kurdos se negaron a retirarse antes de la entrada de las tropas de Ankara y continuaron presentando resistencia en algunos focos mientras que las fuerzas turcas ya peinaban la zona tras tomar la urbe.

El control turco de la región se escenificó con el izado de la bandera de ese país en lugares claves, como el cuartel general de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, por sus siglas en kurdo), la principal milicia kurdosiria, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La bandera turca y la enseña de la revolución siria -que es de color verde, blanco y negro con tres estrellas rojas- y es usada por las milicias pro Ankara también ondeaban en la sede de gobierno en Afrín, según imágenes difundidas por estos grupos a través de internet.

Los soldados turcos destruyeron varios símbolos kurdos, entre ellos, derribaron una estatua de un héroe mitológico de este pueblo, llamado Kawa el herrero, que, según el Observatorio, había sido erigida hace cuatro años.

Afrín es una de las capitales de la autoproclamada federación del norte de Siria, que los kurdos han establecido en los territorios que dominan, y era considerado un enclave porque estaba separado del resto de territorios kurdos por una región controlada por grupos pro Ankara.

La conquista de Afrín se produce en un momento simbólico para los kurdos, a tres días de la festividad de "Newroz", que marca el año nuevo kurdo y que rememora, precisamente, el magnicidio que, según cuenta la leyenda, llevó a cabo Kawa el herrero contra un rey que oprimía a este pueblo.

La toma de Afrín sirve de colofón a la ofensiva turca, denominada "Rama de olivo", que se inició el pasado 20 de enero y con la que Ankara pretende alejar de su frontera a las YPG, grupo que considera terrorista por sus vínculos con la guerrilla del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), presente en su territorio.

Las YPG son el principal componente de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), la alianza armada apoyada por Estados Unidos en la ofensiva contra el Estado Islámico (EI) y que ha arrebatado al grupo terrorista sus bastiones de Al Raqa y Deir al Zur.

La ofensiva turca ha causado la muerte de cerca de 2.400 personas, entre ellos al menos 289 civiles, entre ellos 43 menores de edad y 28 mujeres, según el último recuento del Observatorio.

Asimismo, según la ONG, han muerto 1.500 integrantes de las YPG y 91 combatientes de las milicias enviadas por el Gobierno de Damasco para defender la región de la ofensiva turca.

En las filas de la ofensiva "Rama del olivo", han fallecido 496 efectivos, entre ellos 78 militares turcos, según la ONG siria.

En los últimos tres días cerca de 200.000 civiles huyeron de la ciudad de Afrín debido a la intensificación de los bombardeos y se han refugiado en zonas bajo el control del Gobierno de Damasco en la provincia de Alepo (norte), según cálculos del Observatorio.

Asimismo, la ONG afirmó hoy que las tropas turcas han saqueado muchos pueblos de la región de Afrín, en los que han robado las casas y los aperos de labranza dejados por la población civil.

Erdogan apela al nacionalismo y al pasado otomano al festejar la toma de Afrín

Estambul, 18 mar (EFE).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, apeló hoy al nacionalismo y a viejas glorias bélicas otomanas al celebrar la toma de la ciudad siria de Afrín a milicias kurdosirias aliadas de EEUU que Ankara tacha de terroristas.

La conquista de la ciudad de Afrín, la mayor del cantón del mismo nombre en el noroeste de Siria, coincidió hoy con el aniversario de la batalla de Galípoli en 1915, durante la I Guerra Mundial.

Erdogan y el primer ministro, Binali Yildirim, participaron en la conmemoración de los caídos turcos en Galípoli, que cada año se celebra con gran pompa en las colinas cerca de la ciudad de Çanakkale, próxima al Estrecho de los Dardanelos.

Erdogan recordó allí que las tropas turcas, apoyadas por combatientes sirios aliados, habían conquistado la ciudad de Afrín a las 05.30 horas GMT de hoy, tras dos meses de bombardeos y combates.

La operación Rama de Olivo, lanzada el 20 de enero pasado, tenía como objetivo expulsar del cantón de Afrín a las YPG, que dominaban este territorio de unos 2.000 kilómetros cuadrados en el extremo noroeste de Siria desde el inicio de la guerra civil.

Ankara considera las YPG una organización terrorista debido a sus vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía.

En su discurso, transmitido en directo por la cadena NTV, Erdogan asemejó la toma de Afrín a la victoria de las tropas turcas que defendían la vía marítima de los Dardanelos contra los navíos de guerra británicos y franceses en 1915.

"Ayer dimos una lección en Çanakkale a quienes querían aplastarnos, hoy haremos lo mismo a quienes intentan establecer un estado terrorista a lo largo de nuestras fronteras para atentar contra nuestra estabilidad y nuestro futuro", dijo el presidente.

"Desde luego, la dimensión de la lucha en Çanakkale no se puede comparar con nuestras operaciones fuera de nuestras fronteras, pero el objetivo es el mismo, el espíritu es el mismo, la fe es la misma", dijo Erdogan.

Relacionó así la victoria en Afrín con las batallas de inicios del siglo XX para frenar la desaparición total del Imperio otomano, y que dieron lugar en 1923 al establecimiento de la moderna República de Turquía, insinuando que la conquista de una franja de Siria previene ataques futuros.

"Como otomanos éramos un estado de 18 millones de kilómetros cuadrados. Nos redujeron, nos redujeron, y en 1900 teníamos cinco millones de kilómetros cuadrados. Ahora hemos caído hasta los 780.000 kilómetros cuadrados. Y ya no nos van a dividir más, no nos arrebatarán nada más", prometió el jefe de Estado entre aplausos.

Además equiparó las victorias de Galípoli y Afrín con la resistencia contra el golpe de Estado de julio de 2016, que Ankara atribuye al predicador exiliado Fethullah Gülen y su cofradía, denominada Estado paralelo por el hábito de sus miembros de ocupar puestos clave en Administración y Judicatura.

"Ya no está el PKK, ya no está el Estado paralelo, ya no hay nadie. Dijimos que íbamos a entrar en sus cavernas y han escapado buscando agujeros. Han huido a Siria. Los hemos perseguido. Y hasta hoy hemos neutralizado a 3603 terroristas", agregó Erdogan, en referencia a la cifra de combatientes enemigos abatidos, heridos o capturados durante la campaña de Afrín, según los datos del Ejército turco.

En las filas turcas murieron 46 soldados, de acuerdo con las últimas cifras difundidas hoy por la cúpula militar.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, sin embargo, asegura que han muerto 78 militares turcos, amén de más de 400 combatientes sirios aliados con Ankara y 289 civiles.

Turquía dejó de difundir en febrero las bajas de los combatientes sirios aliados, que utilizan el nombre del Ejército Libre de Siria (ELS), pero en las primeras semanas se situaban muy por encima del número de caídos turcos.

Erdogan agradeció en su discurso de hoy especialmente la participación del ELS y recordó que en Afrín ondea ahora la bandera turca junto a la utilizada por estas milicias sirias.

Aunque las YPG son aliados de EEUU en la lucha contra el yihadista Estado Eslámico, en Afrín no había desplegados soldados estadounidenses, que sí están en la zona de Manbech, situada a un centenar de kilómetros al este de Afrín.

Turquía ha prometido expulsar de allí también a la YPG lo que puede aumentar la tensión con Washington.

El diario turco Hürriyet reproduce testimonios de habitantes de Afrín, según los cuales, las unidades del YPG iniciaron su retirada de la ciudad de Afrín, "cargando sus armas en camionetas", hace ya dos o tres días.

Un militar turco, sin embargo, explicó al mismo diario que hasta anoche hubo intensos combates en la periferia de Afrín, si bien al entrar unidades especiales turcas en el centro de la ciudad esta mañana, los milicianos kurdosirios ya se habían ido.

Miles de personas huyen de Guta mientras se desarrollan negociaciones

El Cairo, 18 mar (EFE).- Miles de personas huyeron hoy de la región siria de Guta Oriental, bastión opositor cerca de Damasco, mientras se desarrollan negociaciones para el cese de las hostilidades, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Con las evacuaciones de hoy, se eleva a cerca de 50.000 el número de personas que han salido de sus hogares en las últimas 72 horas desde las localidades del suroeste de la región, que está bajo el control del grupo islamista Legión de la Misericordia, según la ONG.

La salida de los civiles fue posible gracias a la calma relativa de la que fue testigo Guta Oriental y que el Observatorio atribuyó a las negociaciones que se desarrollan entre la Legión de la Misericordia y Rusia, valedora del Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad.

En esas negociaciones se discute una posible salida de los combatientes de la Legión de la Misericordia de esa región, en la periferia de Damasco, hacia zonas rebeldes en el norte de Siria.

Sin embargo, el Observatorio informó de que los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y la facción Ejército del Islam se reanudaron esta tarde en el frente este y sur de la ciudad de Duma, la más grande de Guta Oriental y que permanece en manos de ese grupo.

Asimismo, el Ejército sirio retomó los bombardeos y el lanzamiento de misiles y artillería contra Duma, además de otras zonas que permanecen en manos de la Legión de la Misericordia en el suroeste de Guta Oriental, incluido su bastión, la localidad de Zamalka.

El Observatorio informó de que un civil murió en la población de Arbín, también bajo el control de esa facción, debido al impacto de proyectiles y aseguró que hay heridos graves en las áreas que han sido blanco de ataques.

Desde el inicio de la ofensiva gubernamental sobre Guta Oriental hace un mes, el Observatorio ha documentado la muerte de 1.401 civiles, entre ellos 276 menores y 174 mujeres, y ha contabilizado 5.200 heridos.

Noticias

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.