cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
 980x100

EEUU reclama la unidad de la coalición internacional frente al Estado Islámico

YIHADISTAS IRAK | 13 de febrero de 2018

El Cairo, 13 feb (EFE).- El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, instó a sus socios de la coalición internacional a permanecer unidos en la lucha contra el Estado Islámico (EI), en momentos de tiranteces con Turquía en Siria.

En un discurso durante una reunión de ministros de Exteriores de la coalición internacional, celebrada en Kuwait y retransmitido por la televisión estatal, Tillerson hizo hincapié en que el EI aún no ha sido derrotado.

"El final de las grandes operaciones de combate no acaba la lucha contra el Dáesh. Cada uno de nosotros debe comprometerse a la completa su derrota", dijo.

El jefe de la diplomacia estadounidense precisó que el EI ha perdido un 98 % del territorio de su proclamado califato en Siria e Irak, pero recalcó que el grupo terrorista "sigue representando un peligro en la región".

Para evitar el riesgo de que el grupo terrorista "vuelva", subrayó la necesidad de mantener los esfuerzos en la lucha a la vez que se apoyan los proyectos de estabilización y reconstrucción de Irak y de Siria.

Tillerson aludió directamente a sus diferencias con Turquía, país aliado en la OTAN y que el pasado 20 de enero inició una ofensiva contra las milicias kurdas apoyadas por Washington, a las que Ankara considera terroristas.

El secretario aseguró que entienden las preocupaciones de seguridad de Turquía, pero advirtió que no dejará de respaldar a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias que han llevado la voz cantante en la guerra contra el EI en el norte de Siria y que Washington ha entrenado, equipado y apoyado sobre el terreno.

La ofensiva turca, en la que participa el ejército de ese país y facciones rebeldes sirias aliadas de Ankara, se desarrolla en la región de Afrín, en el noroeste de Siria, que está bajo el control de la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), que es el principal componente de las FSD.

Desde Ankara, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió hoy a EEUU de que sus tropas están expuestas a ser blanco de un ataque turco no intencionado si permanecen al lado de los "terroristas".

Posteriormente a esas declaraciones, en una rueda de prensa al lado del ministro de Exteriores kuwaití, Sabah al Salim al Sabah, Tillerson recordó a Turquía que todavía existen muchos combatientes del EI y de Al Qaeda en el norte de Siria.

Por ello, aseguró que en la visita que realizará el próximo jueves a Ankara, en la que será recibido por Erdogan, hará hincapié en la necesidad de que los dos países se coordinen para "combatir y derrotar" al EI en el norte de Siria.

Para certificar el final del EI, según Tillerson, todos los miembros de la coalición deben de apoyar los esfuerzos de estabilización de Irak y Siria, para evitar de nuevo un escenario de "anarquía" como el que propició las conquistas territoriales del EI en 2014 y "evitar que la historia se repita".

En Irak y Siria, según resaltó, el EI está intentando convertirse en "insurgencia" y en lugares como Afganistán, Filipinas, Libia o África Occidental, está intentando crear "refugios seguros".

La reunión de la coalición se celebra al margen de la conferencia de donantes para la reconstrucción de Irak, que se inició ayer y concluye mañana en la capital kuwaití.

La conferencia de donantes tiene como objetivo recaudar fondos para la estabilización y desarrollo de Irak y se celebra dos meses después de que Bagdad anunció el final de la guerra contra el EI en su territorio.

A la coalición internacional se sumó hoy Filipinas, con lo que el grupo creado en 2014, capitaneado por Estados Unidos, ahora cuenta con 75 miembros.

Tillerson y Al Abadi se reúnen durante la conferencia de reconstrucción de Irak

El Cairo, 13 feb (EFE).- El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, y el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, se reunieron hoy en Kuwait en el marco de la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Irak después del final de la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Tillerson aseguró en una rueda de prensa tras el encuentro que "Irak venció al EI, pero con un elevado precio", por lo que mostró el apoyo de Washington a la reconstrucción del país y a las reformas económicas para favorecer las inversiones extranjeras.

"EEUU apoya el esfuerzo de Irak en la lucha contra la corrupción y trabaja para atraer inversiones (estadounidenses) al país", destacó el enviado, quien añadió que su Gobierno también está comprometido en la cooperación en los sectores del comercio y los servicios.

"El trabajo en Irak puede ser complicado, pero el país tiene grandes posibilidades" en el futuro, aseguró Tillerson.

Asimismo, dijo que actualmente existen acuerdos comerciales entre los dos países por un valor de 2.000 millones de dólares, a través de empresas estadounidenses como Boeing y General Electric.

Además, anunció que el Banco de Exportaciones e Importaciones estadounidense (EXIM) firmará un memorándum de entendimiento con Irak para ofrecer al país 3.000 millones de dólares.

Por su parte, Al Abadi agradeció el apoyo de "los países amigos" para reconstruir el país después de la lucha contra el EI, que -subrayó- Irak llevó a cabo a pesar de la falta de fondos.

"Los iraquíes liberaron su país, además de destruir al EI, que representa un peligro para todo el mundo", destacó Al Abadi.

Ahora, Irak "está de pie", pero se apoya sobre "los escombros de la guerra", añadió el jefe del Gobierno, que pidió el apoyo de la comunidad internacional para que los desplazados puedan regresar a sus hogares.

En ese sentido, detalló que la infraestructura y las viviendas sufrieron graves daños a manos de Dáesh (acrónimo en árabe de EI), y 150.000 casas fueron destruidas de forma completa o parcial durante el conflicto, que se prolongó entre mediados de 2014 hasta finales de 2017.

Ayer, en el comienzo de la conferencia internacional en Kuwait, Irak pidió un total de 88.200 millones de dólares para la reconstrucción del país y espera recaudarlos de aquí a mañana, cuando concluye el encuentro de donantes.

Noticias

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.